Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dado de alta uno de los militares salvadoreños heridos en el Líbano

En el accidente, ocurrido el pasado domingo murió el soldado José Samuel Cabrera Aquino, su cuerpo fue repatriado ayer

Contingente que partió a Líbano.

Contingente que partió a Líbano.

Contingente que partió a Líbano.

Uno de los militares salvadoreños heridos el pasado domingo en un accidente de tráfico en el Líbano fue dado de alta hoy, mientras que los otros dos evolucionan favorablemente, informó a Efe una fuente militar española.

"Uno de los salvadoreños fue dado de alta y se ha reintegrado a la base Miguel de Cervantes; el segundo fue operado de los brazos y el tercero, que continúa en estado crítico, evoluciona positivamente", señaló la fuente.

El accidente ocurrió cerca de la aldea de Ghajar, en la frontera entre el Líbano e Israel, en un tramo de carretera sin arcén y muy elevado, donde el vehículo blindado modelo Lince en el que viajaban los militares volcó hacia un lateral y dio numerosas vueltas de campana.

El soldado español Abel García Zambrano y el salvadoreño José Samuel Cabrera Aquino perdieron la vida en el accidente y sus cuerpos fueron repatriados en un avión militar el pasado lunes.

Los otros tres ocupantes resultaron heridos y fueron trasladados al hospital San Jorge de Beirut.

Los militares españoles de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el sur del Líbano (FINUL) mantienen el control del sector Este del sur del país desde 2006, tras la guerra entre Israel y el grupo chií libanés Hizbulá, que se saldó con 1,500 muertos del lado árabe, en su mayoría civiles, y unos 164 del israelí, principalmente militares.

El Salvador forma parte de la fuerza de paz en el Líbano desde junio de 2008. Desde ese año, unos 468 miembros de la Fuerza Armada salvadoreña han participado como Cascos Azules, integrados en el contingente español, según fuentes oficiales salvadoreñas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación