Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A cuatro años de quema de microbús, violencia sigue al alza en Mejicanos

Con una misa y una caminata, familiares honraron a víctimas de atentado a microbús. Mejicanos sigue siendo escenario diario de violencia

Familiares y amigos de las víctimas, realizaron ayer un emotivo homenaje en la zona donde ocurrió el ataque que conmocionó al país. Foto EDH / René Quintanilla

Familiares y amigos de las víctimas, realizaron ayer un emotivo homenaje en la zona donde ocurrió el ataque que conmocionó al país. Foto EDH / René Quintanilla

Familiares y amigos de las víctimas, realizaron ayer un emotivo homenaje en la zona donde ocurrió el ataque que conmocionó al país. Foto EDH / René Quintanilla

La inseguridad en Mejicanos no ha disminuido sino que se ha incrementado, cuatro años después que un grupo de pandilleros le prendiera fuego a un microbús de la Ruta 47 con una treintena de pasajeros dentro. De ellos, 17 personas resultaron calcinadas y 14 más, heridas.

La repudiable masacre se perpetró el 20 de junio de 2010, en la avenida Castro Morán y calle Roma, de la colonia Jardín.

Por este crimen, nueve pandilleros, entre ellos dos menores de edad, fueron condenados a penas de entre 3 y 66 años de prisión.

Gustavo Ernesto L. H. fue el último en ser detenido por este hecho. El sujeto, acusado de ser el autor intelectual de la quema del microbús, fue arrestado el 5 de junio.

Casualmente, el 27 de septiembre de 2013, día que el Tribunal Antimafia de San Salvador sentenció a 66 años de prisión a Gustavo Ernesto López Huezo, en la colonia San Antonio, de Mejicanos, asesinaron a un investigador policial.

Ese mismo día, también mataron al dueño de un taller de mecánica, a su ayudante y a otro sujeto más, en un ataque de pandillas, en la misma colonia.

En ese mes, la Policía contó 10 homicidios en Mejicanos, lo que significó un incremento del 233 por ciento en comparación con el mismo mes del año 2012.

En 2013, más de 89 homicidios se registraron en ese municipio, según el Observatorio Municipal.

Las condenas que el Tribunal Antimafia impuso a los involucrados en la quema del microbús pareciera que no han cambiado el comportamiento violento de las pandillas en Mejicanos, pues los ataques han continuado en los últimos meses.

Los dos más recientes, ocurrieron hace menos de ocho días, los cuales dejaron un muerto y cuatro personas lesionadas con arma de fuego.

Según la Policía, un hecho fue consecuencia de otro, el viernes 13 de junio, por la noche, presuntos miembros de la MS mataron a un supuesto marero de la 18.

En menos de 24 horas, los ofendidos, en venganza y desde una motocicleta, atacaron a pasajeros de la Ruta 6-A, en donde se presume viajaban sujetos de la MS, quienes al parecer habían participado en el asesinato del pandillero rival, una noche anterior.

Este último ataque ocurrió a una cuadra, donde sujetos de la pandilla 18 incendiaron el microbús de la Ruta 47 el 20 de junio de 2010, hecho que tanto conmocionó al país.

A los hechos de violencia en Mejicanos, también se suman los ataques que estos grupos han realizado a los transportistas de pasajeros.

En el caso de la Ruta 2C, que en varias ocasiones ha suspendido el servicio ante las amenazas, extorsiones, lesiones y homicidios, a sus empleados y empresarios.

Más recientemente, los habitantes de Mejicanos han sido aterrorizados con las amenazas de "toques de queda" por parte de pandillas, en los que restringen la libre movilización de las personas.

A raíz de estas intimidaciones, los comerciantes formales e informales, han tenido que modificar sus horarios para no correr peligros.

En diversas ocasiones, los comerciantes se han mostrado impotentes, ante el acoso de las maras por la extorsión.

Vigilantes, panaderos, estudiantes, empleados del transporte público y pandilleros son algunas de las víctimas que han muerto por esta escalada de violencia.

Las maras también se han apoderado de los centros educativos y han impedido que estudiantes que proceden de una zona donde opera una pandilla, sean matriculados donde está la contraria.

Ayer, en homenaje a las 17 víctimas del microbús de la ruta 47, el Servicio Social Pasionista, que dirige el padre Antonio Rodríguez, fueron inauguradas las instalaciones del Centro de Referencia Educativa en Cultura de Paz y Género.

"Este es el camino para la construcción de la paz social en el país, el cual se convierte en un espacio físico para el diálogo, donde todos los actores y todos los sectores podamos construir las estrategias para dinamizar la paz .. entre los habitantes de Ayutuxtepeque, Cuscatancingo y Mejicanos", afirmó el padre Antonio. En este centro se dialogará para reducir los "los datos escalofriantes de homicidios en el país", subrayó.

Anoche familiares de las víctimas del microbús incendiado, también realizaron una caminata en la colonia Montreal, para recordar a sus seres queridos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación