Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuatro alumnos desaparecen, PNC sospecha que están con pandilla

Jóvenes habrían escrito cartas de despedida a parientes, PNC cree que fueron reclutados por mara 18

Copia de carta que dejó uno de los desaparecidos. Foto EDH

Copia de carta que dejó uno de los desaparecidos. Foto EDH

Copia de carta que dejó uno de los desaparecidos. Foto EDH

La Policía investiga la supuesta desaparición de cuatro alumnos de Octavo Grado del centro escolar "Rubén Darío" del municipio de Santo Tomás, al sur de San Salvador. Sin embargo, las primeras investigaciones de la Policía apuntan a que los jóvenes se habrían escapado de sus casas porque ya habían sido "reclutados" por la pandilla 18 que opera en ese municipio.

De hecho, algunos de los jóvenes "extraviados" dejaron cartas de despedidas para sus padres y hermanos, en las que les piden que los perdonen, pero que lo hacen para "resolver sus vidas".

La noticia de la desaparición de los jóvenes, Bryan B., Javier M., Mirella M., y Josué H.; todos de 15 años, se corrió la noche del jueves pasado. Sus familiares denunciaron a la Policía que ellos no habían regresado a su casa después de haber salido de sus estudios.

Fue entonces que junto a los policías realizaron la búsqueda de los jóvenes, hasta la madrugada, sin éxito.

El padre de Bryan B. aseguró que su hijo le comentó hace un mes y medio que tres hombres con apariencia de pandilleros lo habían seguido a él y a dos de sus compañeros a la salida de la escuela. En esa oportunidad le manifestó que ya no deseaba seguir estudiando en el referido centro escolar por temor a que le sucediera algo malo.

"Desconozco las razones por las que ha desaparecido mi hijo, pero él es bien tranquilo, es un joven inocente", dijo su padre.

Las autoridades del Centro Escolar Rubén Darío dijeron que la supuesta desaparición podría tratarse de "una travesura de los jóvenes y ha tomado grandes dimensiones".

Aseguraron que los cuatro alumnos en ningún momento mostraron problemas de conducta, al menos dentro del centro escolar.

En la subdelegación de la Policía se informó que ayer por la mañana mientras los familiares ponían la denuncia formal de la supuesta privación de libertad, uno de los padres recibió una llamada que se supone era su hijo para decirle que los cuatro estaban juntos y que todos estaban bien, que no se preocuparan.

Las autoridades policiales tienen información de sitios donde podrían estar los jóvenes, ya sea por su propia voluntad o retenidos por los pandilleros. "Ahí se estaban reuniendo sujetos de la pandilla 18 y estamos viendo de que estos muchachos ya fueron reclutados por la pandilla", dijo un oficial.

Agregó que días antes recibieron denuncias de padres de familia sobre la presencia de pandilleros en alrededores del referido centro escolar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación