Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuatro adolescentes están desaparecidos en Mizata

Familiares de los jóvenes aseguran que no regresaron a las casas desde el domingo anterior

Juan Antonio Barrios, padre de Ariel Antonio, asegura que su hijo nunca le comentó de amenazas. Foto EDH / Omar Carbonero.

Juan Antonio Barrios, padre de Ariel Antonio, asegura que su hijo nunca le comentó de amenazas. Foto EDH / Omar Carbonero.

Juan Antonio Barrios, padre de Ariel Antonio, asegura que su hijo nunca le comentó de amenazas. Foto EDH / Omar Carbonero.

Para la Policía y algunos padres de los cuatro adolescentes que se encuentran desaparecidos desde el domingo pasado en el caserío El Campamento, del cantón Mizata, en el municipio de Teotepeque, La Libertad, su ausencia ha sido nada más que una "barrabasada" de jóvenes.

Una carta en poder de la Policía que es parte de la investigaciones y que fue encontrada entre la pertenencias de Iris Andrea Menjívar Hernández, de 16 años, confirma que ella y su novio, Ariel Antonio Barrios, de 19 años, planificaron su desaparición, según lo confirmaron los policías del puesto de Mizata.

Junto a los dos jóvenes también está desaparecido Danilo Alexis García, de 15 años, y su compañera de estudio Yeymy Elizabeth Ardón, de 14 años. Todos a excepción de Ariel Antonio, estudian 8 Grado en el centro escolar El Pital, situado en el referido municipio, confirmaron sus parientes.

En la misiva Iris Andrea le expresa a su novio que ya está preparada para escaparse de su casa y que para no sentir la ausencia de su familia, le pide que lleve dos botellas de licor.

Además le expresa sus dudas sobre dónde van a vivir y qué van a comer. También la adolescente lamenta que no acompañará a su madre a enflorar el próximo 2 de noviembre, como lo había planificado con su mamá.

"Mi mamá me dice que hagamos bastantes flores y yo sólo agacho la cabeza. También me dijo que cuándo vamos a comprar la tela para el vestido para la confirma, mi amor yo no la voy hacer, qué lastima. Yo lo que hago es llorar a escondidas", se lee el documento.

Ayer la Fiscalía General de la República a través de su cuenta de Twitter @PrensaFgr y su programa "Ángel Desaparecido" difundió la fotografía de tres de los cuatro adolescentes y emitió una alerta de búsqueda en todo el país. Además pidió avisar al número 116-111 para cualquier información.

Sin embargo, hasta ayer en el pueblo no había rastros de los cuatro adolescentes. Sólo lágrimas y caras de preocupación de todos los padres.

Entre la más sufrida estaba Gloria del Carmen Orellana, madre de Jeymy Elizabeth, quien relató que no "encuentra explicación sobre la desaparición de su hija".

Relató que en los últimos días su única hija cambió su estado de ánimo y se le veía triste y despistada.

"A ella le gusta mucho ver la televisión, pero en los últimos días la vi muy rara y distraída, pero nunca me dijo si tenía un problema con alguien. Ella (la joven) tiene todo acá en la casa y ha crecido con buenos principios", expresó la señora.

Tenían clases de catequesis

La señora recordó que el pasado domingo su hija salió a recibir las charlas de catequesis en la Iglesia del pueblo a las 3:30 de la tarde, ya que en las próximas semanas tiene programado realizar el sacramento de la Confirmación.

Narró que de la Iglesia le llamaron avisándole que la joven no había llegado a las clases de catequesis. Su madre la salió a buscar y no la encontró.

"Los vecinos me dijeron que habían visto a los cuatro jóvenes juntos abajo de la Iglesia platicando. Pero nadie da referencia de ellos", detalló la señora.

Una vecina de la familia aseguró que una compañera de los jóvenes le confirmó que "sus compañeros se iban a ir por miedo a un grupo de desconocidos, ya que se habían aburrido de darles dinero".

Sin embargo, la joven no detalla a qué desconocidos se refiere y si son personas de la zona.

La fuente agregó que otro compañero de los estudiantes de 8° Grado, le relató que él les había comprado muchos víveres que los tenía guardados, pero no dio más detalles, aseguró la vecina de una de las familias de los jóvenes.

Por su parte, Juan Antonio Barrios, padre de Ariel Antonio, confirmó que su hijo tenía una relación sentimental con Iris Andrea desde hace varios meses.

"Mi hijo me confirmó que Iris Andrea era su novia, pero nunca me habló de otras intenciones con ella, sólo la veía de vez en cuando pero hasta ahí", narró el señor.

Recordó que el domingo su hijo fue a jugar al fútbol a la cancha del pueblo y luego llegó a la casa a cambiarse. Luego salió de la casa y nunca volvió.

Indicó que su hijo trabaja como albañil, es el primero de cinco y nunca ha tenido problemas con nadie.

"A mí nunca me dijo que tenía problemas con nadie. Su vida es normal. Nunca me ha contestado mal y es muy educado. Le gustaba mucho el fútbol y me ayudaba económicamente en la casa", afirmó el padre del joven.

Relató que ese domingo cuando no regresó a la casa salió a buscarlo y ahí se enteró que los padres de los otros jóvenes también estaban en la misma situación.

"Todos nos hemos preocupado mucho, no los encontramos por ningún lado. Mi hijo no se iría de la casa así no más. Alguien lo pudo haber engañado, uno de padre es el último que se da cuenta de las cosas", afirmó la fuente.

Don Juan Antonio relató que todos los días ha salido con otro de sus hijos y los padres de los otros jóvenes a buscarlos entre las montañas y cerros del municipio de Teotepeque.

"Ayer fuimos todos el día a buscarlos, porque sospechábamos que se habían ido para una casa abandonada, pero no había nadie en ese lugar", prosiguió el señor.

Agregó que ha realizado varias llamadas al celular que tenía Ariel Antonio pero no lo contesta.

"Al principio sólo se escuchaban varios tonos y luego cortaban. Sobre todo en las madrugadas. Ahora suena que está apagado", dijo la fuente.

Por su parte los policías de la zona aseguraron que los menores no pertenecen a las pandillas y los reconocen como jóvenes de familia y honrados.

Empero, confirmaron que al lugar llegan pandilleros que habitan en los cantones de los alrededores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación