Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuádruple homicidio en Texacuangos

Masacre podría ser por pugnas en la MS o rencillas entre pandillas. Ataque fue con fusil M-16 o AK-47

Las autoridades procesan escena del múltiple crimen para identificar a las víctimas. Foto EDH / Claudia Castillo

Las autoridades procesan escena del múltiple crimen para identificar a las víctimas. Foto EDH / Claudia Castillo

Las autoridades procesan escena del múltiple crimen para identificar a las víctimas. Foto EDH / Claudia Castillo

Cuatro hombres fueron asesinados en un solo hecho, ayer, a la 1:30 de la madrugada, en el kilómetro 21 de la carretera a Comalapa. Un joven más resultó lesionado y fue trasladado en grave condición a un centro hospitalario de San Salvador.

Otros dos jóvenes fueron asesinados también ayer en la madrugada en la comunidad Quiñónez, en el suroriente de San Salvador (ver nota aparte).

Ambos hechos violentos marcaron ayer el inicio de la Semana Santa en el país.

Las víctimas del primer caso fueron identificadas como Salvador Cardona López, de 34 años; Melvin Edward Hernández Guzmán, de 35; Renso Iván Cañas Rivas, de 39; y César Augusto R., de 17.

La escena de los homicidios abarcó dos municipios: tres personas fueron asesinadas en Santiago Texacuangos y la cuarta en la jurisdicción de Olocuilta, La Paz.

El cadáver que quedó en territorio de Olocuilta estaba a unos 200 metros de las otras tres víctimas.

Investigaciones preliminares de la Policía revelan que no menos de cuatro sujetos llegaron al lugar y dispararon con pistolas nueve milímetros y con un fusil que ayer la Policía aún no había precisado si se trataba de un M-16, una AK-47 o un G3.

Lo cierto es que las víctimas se encontraban departiendo bebidas alcohólicas frente a la entrada de un taller de mecánica automotriz cuando fueron sorprendidos por los atacantes.

"Creemos que el ataque comenzó en el sector oriente, donde se encontraba un menor, y se extendió al poniente, donde tres más fueron asesinados", explicó el subcomisionado Fausto Carranza, jefe de la delegación de San Salvador Sur, en San Marcos.

Preliminarmente, la Policía sostuvo que los homicidas llegaron al lugar donde se hallaba el grupo departiendo, en el sector que atraviesa la antigua carretera a Zacatecoluca.

En la escena, las autoridades encontraron más de 43 casquillos, de proyectiles.

El lugar de la masacre es conocido como la Lotificación Guevara López, donde opera la MS.

Móviles de masacre

Las rencillas entre pandillas es el principal móvil que las autoridades investigan alrededor de esta masacre.

La Policía sospecha que sujetos de la pandilla 18 habrían ultimado a los jóvenes porque supuestamente eran colaboradores de la MS. "También podría ser un ataque entre los mismos miembros de la MS de la zona como parte de las pugnas internas que hay", dijo el oficial.

Una de las víctimas era el propietaria del taller. Su cadáver quedó a pocos pasos de la entrada principal de su negocio. Los otros dos cuerpos estaban a menos de dos metros de distancia.

Según la Policía, uno de los asesinados tenía antecedentes policiales por portación ilegal de arma de fuego.

El sitio de la masacre está identificado como de trasiego de drogas, lo que la convierte en otra línea de investigación. Sin embargo, el subcomisionado Carranza manifestó que la zona no ha reflejado incidencia de homicidios en este año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación