Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Coyota, señalada de distribuir droga en Sonsonate

Juana Rubidia Castillo de García es esposa de un puertorriqueño supuesto cabecilla de maras y radicado en Sonsonate.

María Rubidia Castillo y Ángel David García Oquendo, en una foto tomada de la cuenta de Facebook del sujeto.

María Rubidia Castillo y Ángel David García Oquendo, en una foto tomada de la cuenta de Facebook del sujeto.

María Rubidia Castillo y Ángel David García Oquendo, en una foto tomada de la cuenta de Facebook del sujeto.

En el operativo para capturar a 18 miembros de una supuesta estructura de narcotraficantes en el occidente salvadoreño se encuentra Juana Rubidio Castillo de García, conocida como La Coyota supuestamente por dedicarse también al tráfico de personas.

Castillo de García, de acuerdo con la Policía, está acusada de traficar drogas en varios centros nocturnos de Sonsonate, incluyendo uno de nombre Coyota. En varias ocasiones, la sospechosa hizo tratos directos con El Burro Herrera, según fuentes policiales.

Castillo de García ya tiene varios antecedentes penales. Uno de los más recientes data de marzo de 2010, cuando fue arrestada por la División contra Crimen Organizado de la Fiscalía.

En esa ocasión fue detenida por supuestamente haber ayudado a un cabecilla de la mara Salvatrucha (MS) a obtener de forma fraudulenta, documentación salvadoreña en la que el puertorriqueño aparecía con el nombre de José Carlos Martínez.

Ese pandillero resultó ser Ángel David García Oquendo (ver fotografía) quien era reclamado por el FBI (Buró Federal de Investigaciones, por sus siglas en inglés) por ser requerido por la Corte del condado de Potter, estado de Texas, por delitos de tráfico de drogas.

Dueña de discoteca

Castillo de García es esposa de García Oquendo, según consta el documento único de identidad de la mujer.

A pesar de que García Oquendo fue capturado por petición de Estados Unidos, según lo explicó en aquella ocasión el fiscal Rodolfo Delgado, aparentemente se encuentra en libertad pues en una de las dos cuentas de Facebook que tiene, aparece con La Coyota, y afirma que vive en Sonsonate.

Ya entonces, la Fiscalía señalaba que Castillo y su marido, García Oquendo, distribuían drogas en centros nocturnos de Sonsonate y que varios elementos policiales mantenían relaciones de amistad con ellos.

Castillo de García ha sido procesada en dos ocasiones más. En 2002 fue procesada por el delito de estafa agravada contra una empresa lotificadora y en 2012 en un juicio mercantil por incumplimiento de pago a una empresa distribuidora de autos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación