Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Coronel retirado es asesinado en un aparente robo de vehículo

También le robaron una pistola calibre 9 milímetros; andaba en su auto. No hay informe de sospechosos capturados.

Autoridades de la Policía inspeccionan sitio donde asesinaron al militar. Foto EDH / Óscar MiraEsta es la notificación que le llegó a Ochoa Pérez ayer en la tarde a la oficina de su hijo, explicó. Foto/Katlen Urquilla

Autoridades de la Policía inspeccionan sitio donde asesinaron al militar. Foto EDH / Óscar MiraEsta es la notificación que le llegó a Ochoa Pérez ayer en la tarde...

Autoridades de la Policía inspeccionan sitio donde asesinaron al militar. Foto EDH / Óscar MiraEsta es la notificación que le llegó a Ochoa Pérez ayer en la tarde a la oficina de su hijo, explicó. Foto/Katlen Urquilla

Un coronel retirado fue acribillado a balazos ayer por la mañana cuando llegaba a atender un parqueo de su propiedad en la calle Juan José Cañas y el pasaje Palomo del barrio San Jacinto.

Mario Alberto Burgos Molina, de 60 años, recibió no menos de cuatro balazos que le causaron la muerte casi de inmediato.

Una mujer y dos hombres esperaban a la víctima en las cercanías del parqueo. Al verlo que llegaba al sitio y se bajaba de su auto, los tres individuos se le acercaron y le dispararon.

Las autoridades no descartan que los asaltantes sean pandilleros de la mara salvatrucha (MS) que operan en el sector.

Un oficial de la Policía informó que aparentemente el militar habría tratado de defenderse, pero no tuvo tiempo de reaccionar.

A Burgos Molina le robaron su vehículo y su pistola calibre 9 mm., según la Policía.

A una dos cuadras del sitio del crimen, los criminales golpearon el automóvil cuando escapaban del lugar, pero aún así se lo llevaron.

La Policía informó, en un principio, que el vehículo había sido localizado, pero en horas de la tarde manifestaron de que aún seguían en la búsqueda.

Las primeras investigaciones policiales apuntan a que el móvil del crimen puede ser el robo, aunque no se pueden descartar otras motivaciones como problemas personales.

"Este tipo de delito no es asesinato de niveles pandilleriles", dijo el comisionado Mauricio Arriaza Chicas, jefe de la Policía de la Región Metropolitana de San Salvador.

La Policía informó que dos horas después del crimen, no menos de tres asaltantes, entre estos una mujer, robaron una laptop (computadora portátil) en el bulevar exVenezuela, a bordo de un carro con características similares a las del auto del militar.

La persona a quien le robaron la computadora dijo a la Policía que los asaltantes eran dos hombres y una mujer. La descripción física hace suponer a las autoridades policiales que se trata de los mismos que asesinaron al coronel retirado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación