Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Controversia por reunión de Funes con Raúl Mijango

El mediador de las pandillas asegura que el presidente lo invitó a reunirse con él

Ni el ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo, ni el director de la PNC, Rigoberto Pleités (derecha), fueron convocados por el presidente Funes a la reunión con Raúl Mijango.

Ni el ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo, ni el director de la PNC, Rigoberto Pleités (derecha), fueron convocados por el presidente Funes a la reunión con Raúl Mijango.

Ni el ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo, ni el director de la PNC, Rigoberto Pleités (derecha), fueron convocados por el presidente Funes a la reunión con Raúl Mijango.

Las declaraciones que ofreció Raúl Mijango, uno de los mediadores de las pandillas, en las que se comprometía a reducir los homicidios por parte de esos grupos en 72 horas se tornaron más polémicas después de que reveló que se reunió con el presidente Funes la noche del jueves para hablar del tema.

Mijango declaró ayer durante la entrevista matutina de la Telecorporación Salvadoreña (TCS) que el presidente Funes lo había invitado a la casa de gobierno.

"Hemos estamos conversando sobre este problema, analizando sus complicaciones y viendo sobre todo cómo se rescata este proceso y se impida que aquellos que han querido que fracase no logren sus propósitos", afirmó.

Pero horas después de esas revelaciones, la oficina de prensa presidencial emitió un comunicado en el que señala que Funes fue quien lo mandó a llamar para pedirle explicaciones "acerca de sus declaraciones a la prensa en el sentido de que en 72 horas serían reducidos los homicidios a los niveles que prevalecieron hasta junio pasado".

Estas afirmaciones desataron una ola de críticas y mensajes de repudio en las redes sociales.

Agrega el comunicado que el presidente (Funes) le expresó a Mijango que seguirá la política del gobierno de manera inalterable de perseguir y reprimir las actividades delictivas en el país, incluidas las que cometen las pandillas.

Mijango, sin embargo, se jactó en la entrevista televisiva de que Funes lo había invitado para discutir el incremento de homicidios porque "nadie puede ir a Casa Presidencial si el presidente no lo invita a uno. Yo fui a Casa Presidencial porque él me invitó. No fue una negociación, fue un intercambio de opinión sobre la situación que ha estado atravesando el país en los últimos días", dijo Mijango en respuesta a la pregunta formulada por el entrevistador del programa.

Cuando el entrevistador le repreguntó si hubo alguna negociación o compromiso de parte de Mauricio Funes, Mijango le respondió que "lo que hubo fue un intercambio franco de opiniones sobre lo que cada quien considera que motiva a este problema y sobre todo las acciones que han emprendido para superarlo y devolverle la tranquilidad que hemos tenido en los últimos meses", según Mijango.

Agregó que aprovechó la ocasión para pedirle a Funes que siga apoyando este proceso de pacificación porque "es el que ha conseguido devolver la esperanza de que podemos recuperar la paz" en el país.

Además señaló que Funes estuvo acompañado de la primera dama, Vanda Pignato, pero no asistió el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, a quien ha acusado de afectar el proceso de la tregua.

En el reporte de prensa oficial se señala que "el presidente Funes reafirmó su apoyo al proceso de pacificación iniciado en el país con el concurso de distintos sectores de la sociedad salvadoreña", y agrega que "reiteró que el gobierno de la República ni antes ni ahora ni más adelante otorgará beneficios a quienes han sido condenados por la justicia".

Agrega el comunicado que la política de prevención continuará tal como ha sido formulada, básicamente en la focalización de más de 33 millones de dólares en programas y obras en los declarados municipios libres de violencia.

"Este programa de municipios libres de violencia y la labor conjunta con las municipalidades, autoridades locales y liderazgos comunitarios es la prioridad del gobierno en cuanto a política de prevención de la violencia", señala el comunicado.

Defiende a cabecillas

Mijango descargó de responsabilidad a los cabecillas de las pandillas encarcelados de haber ordenado que se aumentaran los asesinatos y le echó la culpa a los cabecillas que se encuentran libres.

Aseguró que uno de los errores de las nuevas autoridades de Seguridad fue impedir que los cabecillas de las pandillas "siguieran ejerciendo influencia sobre sus bases", y agregó que "cuando éstos pierden la capacidad de incidir en sus bases quien las asume son estructuras más jóvenes y menos comprometidas con el proceso, capaces de hacer cualquier locura", según Mijango.

Agregó que se trabaja en corregir los mecanismos de comunicación y de coordinación entre los cabecillas de las pandillas encarcelados y los que andan libres para mantener dentro del proceso de pacificación a todos los grupos pandilleriles.

Sostuvo que dentro de los esfuerzos de paz entre las pandillas se busca evitar que se vuelva a repetir una escalada de violencia como la vivida estos últimos días.

Según las autoridades, horas después de que Mijango se comprometiera en televisión a bajar los homicidios y luego de seis días en los que el promedio de asesinatos alcanzó los 18 homicidios por día, la espiral de violencia se redujo el jueves pasado que registró siete asesinatos.

En los cuatro días de julio se contabilizan 66 asesinatos, según las cifras de la Policía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación