Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Controlarían llamadas de reos con uso de tarjetas

El gobierno dice que está implementando un sistema de venta de tarjetas telefónicas en dos cárceles para prevenir las extorsiones y otros ilícitos.

Según Funes, los esfuerzos hechos como requisas en los penales no es suficiente pues siempre hallan teléfonos y chips.

Según Funes, los esfuerzos hechos como requisas en los penales no es suficiente pues siempre hallan teléfonos y chips.

Según Funes, los esfuerzos hechos como requisas en los penales no es suficiente pues siempre hallan teléfonos y chips.

El presidente Mauricio Funes defendió ayer los esfuerzos que hacen para evitar las operaciones ilícitas que dirigen cabecillas de pandillas desde el interior de las cárceles e informó que están probando un mecanismo de control de llamadas que consiste en la venta de tarjetas telefónicas a los reos en la cárcel.

"Se está llevando a cabo un proyecto piloto que ha comenzado en dos centros penales, de tal manera que aquellos reos que quieren hacer llamadas a sus familias, lo hagan a través de una tarjeta mediante cabinas telefónicas que están debidamente controladas", respondió Funes.

Su reacción viene luego de que El Diario de Hoy revelara cómo cabecillas de pandillas siguen dirigiendo hechos delictivos desde la cárcel con el uso de teléfonos celulares y a la pregunta de periodistas de porqué sigue habiendo acceso a esta tecnología en los presidios la cual utilizan para extorsionar incluso a salvadoreños residentes en EE. UU.

El mandatario dijo que han estado realizando investigaciones a través de la Policía y el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) sobre las extorsiones transnacionales que se realizan vía telefónica y han hecho esfuerzos por confiscar aparatos que usan.

También afirmó que para que los presos tengan acceso a esa tecnología debe haber gente que les ayuda a ingresar esas herramientas a la cárcel, que incluso ya ha habido depuración de custodios por eso.

"Lo que se ha hecho hasta ahora no es suficiente, la mejor muestra es que seguimos realizando requisas y seguimos encontrando teléfonos y chips, tiene que haber algún nivel de colaboración con los custodios", dijo.

Pero con el sistema de tarjetas prepago y la instalación de las cabinas, Funes asegura que las autoridades de Justicia y Seguridad sabrán a quién llaman y qué hablan. Y si hay necesidad de intervenir la llamada lo harán con la autorización de un juez o la Fiscalía para investigar si hay o no extorsión de por medio.

Según explicó, la tarjeta que les venderán en las tiendas de los presidios, tiene un código, este puede ser detectado cuando esta sea utilizada para realizar una extorsión y así identificar al reo que la hace.

Este sistema, añadió, se ha ejecutado con éxito en Colombia , y que igual se replicaría en el país por que eso les permite a las autoridades un mayor control sobre las llamadas en las cárceles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación