Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Contrabando de munición desde El Salvador a Honduras

Publicación de La Prensa, de Honduras

El abastecimiento de munición ilegal en la región noroccidental de Honduras se realiza a partir del contrabando desde territorio salvadoreño, según La Prensa. Foto EDH

El abastecimiento de munición ilegal en la región noroccidental de Honduras se realiza a partir del contrabando desde territorio salvadoreño, según La Prensa. Foto EDH

El abastecimiento de munición ilegal en la región noroccidental de Honduras se realiza a partir del contrabando desde territorio salvadoreño, según La Prensa. Foto EDH

El mercado negro de venta de munición de diferente calibre en San Pedro Sula, Honduras, es abastecido por contrabandistas que las llevan desde El Salvador, aseguró ayer el periódico hondureño La Prensa.

"No hay requisitos, solo pagar el precio que determinan por cada proyectil que se quiera comprar, sea de nueve milímetros, o de armas calibre 38, 5.56 y 7.62. La venta ilegal de munición clandestina está a la orden del día. Los puntos de venta son conocidos porque operan en la ciudad (de San Pedro Sula) desde hace varios años", asegura La Prensa en su informe basado en una investigación de la policía de ese país.

De acuerdo con el medio hondureño, en esos lugares se abastecen tanto ciudadanos comunes como también los grupos criminales.

"Desde El Salvador, se ha detectado el contrabando de munición que abastece no solo al mercado sampedrano, sino el del corredor noroccidental", asegura La Prensa. Ese corredor lo forman los departamentos hondureños de Yoro, Copán, Ocotepeque, Santa Bárbara, Colón y Atlántida.

El trasiego de los proyectiles ingresa a Honduras a través de las fronteras y puntos ciegos, aseguran los investigadores; pero hasta el momento no se identifica a los grupos o personas que facilitan el ingreso de armas y munición, afirma el periódico hondureño.

Sin embargo, sí establece que pandilleros de la MS controlan la venta de municiones en el barrio Cabañas de la ciudad sampedrana.

"Hay varios puntos de la ciudad adonde se detecta que las maras han tomado el control en la venta de municiones. El pasaje conocido como La Caca y la 13 calle son los lugares en los que los mareros distribuyen los proyectiles; pero ellos tienen identificados a sus clientes", expone el medio del vecino país.

Y asegura también que a pesar de que en Honduras todas las ventas de armas son controladas por el Ejército, esto no ha evitado que los delincuentes accedan a ellas.

En operativos se han hallado armas en posesión de traficantes vinculados a los Zetas y mareros, lo que demuestra que es necesario un control estricto en la venta de armas y municiones, sostuvo. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación