Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Condenan a marero homicida a 82 años de prisión

Un Juzgado Especializado lo encontró culpable de matar a tres personas, entre ellas una mujer embarazada.

ctv-te8-cuscatln

Otros 17 miembros de la misma pandilla fueron condenados, en mayo, a penas de entre 7 y 33 años de cárcel por los mismos delitos. | Foto por EDH/Archivo


Wilfredo Bonilla Rivera, un cabecilla de la mara Salvatrucha, deberá pasar 82 años en la cárcel por haber asesinado a tres personas, según el  Juzgado Especializado de Sentencia “C” de San Salvador.

Las autoridades le atribuyeron el homicidio de Gloria Beyanit Rosales García, quien tenía cuatro meses de embarazo, y era de la pandilla.

La mujer fue estrangulada, en junio de 2009, en la ribera del río La Quebrada, en Santo Domingo, San Vicente. 

Por este caso fue condenado a 30 años de cárcel.

Además, el juzgado le sumó otros 40 años de reclusión por haber asesinado Wilson Alexander García Granados y a José Manuel Méndez Díaz.

Ambos fueron ultimados con arma blanca en mayo de 2009 cerca del cementerio del cantón Palacios, en San Rafael Cedros, Cuscatlán.


La mara Salvatrucha le encomendó a Bonilla Rivera quitarles la vida a sus compañeros de pandilla porque presuntamente se estaban relacionando con mujeres que eran parte del bando rival.


Según el Ministerio Público, el convicto también fue sentenciado a 12 años de cárcel por agrupaciones ilícitas.


Por su parte, Saúl Ernesto Díaz, quien también es jefe de la misma pandilla, fue condenado a 25 años de prisión: 15 por el delito de homicidio agravado tentado y 10 por agrupaciones ilícitas.

La víctima, que sobrevivió, fue atacada, en 2010, cuando viajaba en una mototaxi en San Rafael Cedros.


En mayo pasado, por estos mismos casos, otros 17 pandilleros fueron condenados a penas de entre los 7 y 33 años de prisión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación