Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Condenan a ecuatorianos por traficar 498 kilos de cocaína

Un sentenciado señaló que personal de la Fuerza Naval le recibiría la droga. El juez Linares Ascencio ordenó a la FGR investigar esa vinculación

Ecuatorianos

El ecuatoriano William René López Pazmiño (primer plano) dijo que la droga que le fue decomisada, la iba a recibir personal de la Fuerza Naval.  Foto EDH/ Archivo | Foto por elsalv

Tres ecuatorianos fueron condenados ayer a purgar penas de entre 15 y 20 años de prisión por el delito de tráfico internacional de drogas. Los tres convictos habían zarpado de un puerto de Ecuador y entregarían los 498 kilogramos de cocaína en la frontera entre El Salvador y Guatemala, según consta en el expediente del caso en el Juzgado Especializado de Sentencia de Santa Ana.

Pedro Pablo Ramírez González, de 42 años, y Omar Alcides Solil Dawi, de 36, fueron sentenciados a 15 años de prisión, en tanto que William René López Pazmiño, de 47 años, deberá purgar 20 años en prisión.

Los extranjeros fueron capturados el pasado 27 de noviembre, luego de que un avión (P3 Neptune) estadounidense los detectara, avisara a Fort Lauderdale, en Miami, y  desde allá informaran a  autoridades salvadoreñas para que interceptaran la lancha.

De acuerdo con la lectura del fallo de la sentencia dictada ayer por el juez Carlos Linares Ascencio, López Pazmiño dijo, en su declaración, que personal de la Fuerza Naval de El Salvador estaba vinculado al trasiego de la media tonelada de coca. Así mismo, dijo que cuando fue capturado, un miembro de la Fuerza Naval le colocó la pistola en la cabeza, lo ató de pies y manos, le vendó los ojos y le dijo que si hablaba, lo mataría.

En ese sentido, el juez Linares Ascencio ordenó a  la Fiscalía General de la República (FGR) que investigara los señalamientos de López Pazmiño, para fundamentar o debilitar las vinculaciones que el extranjero hizo durante el juicio bajo juramento.Según la declaración de  López Pazmiño, sus señalamientos pueden ser comprobados con los últimos mensajes de un teléfono satelital que él traía desde Ecuador y el número 502 53044441 al cual debía llamar, pues ese teléfono lo tendrían quienes le recibirían la droga, así como con la última posición de las lanchas que quedó grabada en el GPS (sistema de localización o navegación por satélite).

El ahora convicto dijo bajo juramento que en ningún momento la Fuerza Naval los persiguió, pues de ser así hubiesen botado la droga al mar. Lo que ocurrió fue que tras mantener comunicación a través de su teléfono satelital con el número 502 53044441,  ellos (los tres ecuatorianos) llegaron a la posición donde estaban las dos lanchas de la Fuerza Naval, pero que la persona que iba a recibir la carga, al verse descubierta por el avión, optó por entregarlos. 

Fiscalía investigará
Por su parte, el fiscal jefe de la Unidad Antinarcotráfico, Jorge Cortez, dijo que le darían estricto cumplimiento a lo ordenado por el juez.
Cortez dijo que como Fiscalía verificarán si los hechos  realmente son como él (López Pazmiño) lo ha expresado o es parte de su estrategia de defensa.

“Estamos satisfechos porque se ha logrado el objetivo que es condenar a estas personas. Con eso enviamos mensajes bastante fuertes a este tipo de estructuras criminales que se dedican al tráfico de drogas”, acotó Cortez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación