Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Condenan a cinco mareros por matar a madre e hija

Los hombres acuchillaron a las mujeres de 35 y 12 años y después lanzaron los cadáveres a un pozo.

El Tribunal Segundo de Sentencia de Mejicanos encontró culpables a cinco pandilleros del Barrio 18 de asesinar a Aura Deras Vargas, de 35 años, y a su hija Kimberly, de 12, en febrero del año pasado.

Por el doble homicidio, Hernán Hernández Álvarez, Abner Menjívar Mejía, Óscar Mejía Sandoval y Víctor Palma Romero fueron sentenciados a purgar 50 años de cárcel cada uno.

Mientras que María Elena Morataya Ventura pasará 20 años en reclusión porque el Juzgado consideró que tuvo una participación menor en el hecho, ocurrido en la colonia San Antonio Sur de Cuscatancingo.

En el expediente judicial consta que los pandilleros le quitaron la vida a las mujeres porque sospechaban que ellas tenían vínculos con mareros rivales y les filtraban información.

Según el Ministerio Público, el relato de un testigo fue determinante para que el juez comprobara la culpabilidad de los convictos.

El día del asesinato, la pandillera condenada llevó a la niña de 12 años, mediante engaños, a una casa abandonada donde el resto de homicidas ya tenía privada de libertad a su madre.

Luego los atacantes portando varios cuchillos trasladaron a las víctimas hacia otro inmueble desocupado y ahí las mataron. Más tarde lanzaron los cadáveres un pozo cercano.

Durante el juicio, el testigo relató que los pandilleros hicieron caso omiso a las súplicas y lamentos de madre e hija, quienes les pedían que no les hicieran daño.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación