Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Condenan a 40 años a asesinos de consultor peruano

Testigo criteriado y que participó en hecho fue clave en la condena de los implicados. Otros implicados en el caso recibieron penas de 12 y 30 años de cárcel

La estructura delincuencial escogía a sus víctimas de forma aleatoria para cometer los robos en su mayoría perpetrados a las afueras de bancos. 

La estructura delincuencial escogía a sus víctimas de forma aleatoria para cometer los robos en su mayoría perpetrados a las afueras de bancos.  | Foto por Yeny Letona

La estructura delincuencial escogía a sus víctimas de forma aleatoria para cometer los robos en su mayoría perpetrados a las afueras de bancos. 

El Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador envió ayer a la cárcel a la mayoría de implicados en el asesinato del consultor peruano, Roger Díaz Alarcón, quien fue ultimado el 5 de septiembre de 2013 cuando salía de una agencia bancaria en la zona del bulevar de Los Héroes, en San Salvador.

Los delitos que les imputaba la Fiscalía eran homicidio agravado, robo agravado y agrupaciones ilícitas, este último delito dijo el juez del caso que no procedía en virtud de que los delincuentes no operaban “como las pandillas que se reúnen frecuentemente y que se conocen entre sí”. Esta versión fue respaldada por el Ministerio público.

Las personas que fueron condenadas a prisión son: María Elena Cuéllar, quien recibió tres condenas por robo agravado, todas suman 30 años. Mientras que a José Tito Garay Reyes, lo condenaron por homicidio agravado y  homicidio tentado, a 40 años de prisión y por los mismos delitos también sentenciaron a 40 años a Manuel Ángel Martínez; y a José Manuel Miranda, a 12 años por robo.

Además condenaron a 30 años de cárcel a Luis Alberto Salgado, por robo agravado.

Por otra parte, el juez dejó en libertad a tres implicados, ya que el testigo criteriado no los logró identificar en el proceso.

Las pruebas que desfilaron  y que fueron clave en el proceso judicial fueron documental, testimonial y pericial, señaló la Fiscalía.

El juez del caso dejo entrever que las declaraciones que brindó el testigo criteriado con clave “Raptor” fueron determinantes, ya que este fue quien dijo cómo operaba la banda delincuencial y su participación en dicha estructura.

Además se conoció que este testigo criteriado era quien en conjunto con María Elena Cuéllar escogían a sus víctimas para asaltarlos.

“Fiscalía está más que satisfecha por la condena que se ha tenido no solo de los homicidios sino de los robos. Por lo menos frena un poco la delincuencia de las bandas”, declaró fiscal del caso.

El peruano Roger Díaz Alartrabaja como consultor de una institución, planeaba regresar a su país al día siguiente, pero fue asesinado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación