Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Condena sin recuperar $500 mil

Dos exempleados de la empresa Proval fueron condenados por el hurto de $549 mil en 2011.

Un año y dos meses después de que un grupo de delincuentes hurtara 549 mil dólares que eran transportados en un camión blindado de la empresa Protección de Valores (Proval) este no ha sido recuperado, pese a que dos sujetos fueron condenados por este caso el lunes anterior.

El Tribunal de Sentencia de Zacatecoluca condenó a tres años de cárcel a Luis Monterrosa y Osvaldo Méndez, quienes eran cajero y custodio del vehículo cuando cometieron el hurto, el 4 de noviembre de 2011.

La fiscal del caso, Jacqueline de Alonso, dijo ayer que tras un proceso abreviado se resolvió que los sujetos cumplirán su pena en libertad y solo deberán pagar 2 mil 500 dólares en concepto de responsabilidad civil.

Otro vigilante, de nombre Carlos Grande, y Daniel Ardón, quien era motorista del camión blindado, quienes también participaron en el hecho, según la Fiscalía, permanecen prófugos.

Fingieron atraco

Los cuatro exempleados de la empresa Proval fueron capturados, porque sus declaraciones fueron contradictorias y levantaron sospechas entre los fiscales de la Unidad de Hurto y Robo de la Fiscalía.

En esa ocasión, los imputados dijeron que un camión arenero los sacó de la autopista a Comalapa y los hizo chocar contra un poste. Luego unos hombres vestidos de policías salieron de unos matorrales, los encañonaron y se llevaron las armas y el dinero.

Las investigaciones determinaron que los custodios no cumplieron el protocolo de seguridad y que se trató de un plan. El 9 de noviembre, el Tribunal Especializado de San Salvador consideró que el hecho no era crimen organizado; los puso en libertad y remitió el caso a La Paz, quien dictó el fallo el lunes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación