Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Condena de 15 años a dos mareros por doble homicidio en San Martín

Las víctimas eran trabajadores del mercado mayoreo La Tiendona

El doble homicidio se registró el 12 de noviembre pasado.

El doble homicidio se registró el 12 de noviembre pasado.

El doble homicidio se registró el 12 de noviembre pasado.

Por haber matado a dos trabajadores del mercado La Tiendona, dos pandilleros de la mara Salvatrucha (MS) solo purgarán 15 años de prisión, informaron fuentes policiales.

El Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador encontró culpables a Pedro Alfonso Marroquín Pérez y a Julio César Méndez Villalta, de las muertes de Santos Alfredo Hernández Linares, de 40 años; y Gustavo Antonio Henríquez Zepeda, de 21.

Este último era el yerno de Hernández Linares y todos los días salían juntos para ir a trabajar.

Los homicidios se registraron la madrugada del 12 de noviembre de 2013 en el paso a desnivel frente a la comunidad monseñor Romero, en San Martín.

Fuentes de la Policía expresaron su malestar por las mínimas penas de cárcel que les impusieron a Marroquín Pérez y Méndez Villalta, pero se mostraron satisfechas por el hecho de haber sido condenados.

Agregaron que el referido tribunal le cambió la tipificación de homicidio agravado a homicidio simple; por lo que les impuso la pena máxima de este último delito.

Explicaron las fuentes que durante el juicio se pudo comprobar con pruebas técnicas científicas y testimoniales, que los dos pandilleros eran los responsables del doble asesinato.

Se dirigían a trabajar

Las víctimas, quienes residían en la comunidad monseñor Romero, se dirigían a eso de las 2:45 de la madrugada hacia el mercado La Tiendona, en San Salvador, donde trabajaban como cargadores de bultos.

A las víctimas, Gustavo Antonio Henríquez Zepeda, y Santos Alfredo Hernández Linares, les salieron al paso los pandilleros condenados y de inmediato les dispararon a quemarropa, según las investigaciones policiales y fiscales.

Una patrulla de policías que circulaba por el sector escuchó los disparos y enseguida se dirigió hacia el referido lugar, pero al llegar encontraron a las víctimas tiradas en el pavimento, y ya habían muerto.

Durante las investigaciones, la Policía pudo establecer que los pandilleros decidieron asesinar a Henríquez Zepeda y a Hernández Linares, por problemas que ellos tuvieron con los mareros de la zona.

La tarde de ese mismo día, los policías capturaron a Marroquín Pérez y Méndez Villalta por el doble homicidio, y de inmediato se les practicó la prueba de bario y plomo, la cual resultó positiva a residuos de pólvora.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación