Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. colabora en reducir el hacinamiento penitenciario

Ayer, la embajadora Mari Carmen Aponte entregó vehículos para trasladar reos que asisten a un programa de rehabilitación.

Equipos informáticos y vehículos para traslado de reos forman parte del donativo estadounidense. Foto EDH / Marvin R.

Equipos informáticos y vehículos para traslado de reos forman parte del donativo estadounidense. Foto EDH / Marvin R.

Equipos informáticos y vehículos para traslado de reos forman parte del donativo estadounidense. Foto EDH / Marvin R.

Como parte del convenio bilateral Asocio para el Crecimiento, el gobierno de Estados Unidos ayuda a la ejecución del programa de reinserción y rehabilitación de reclusos denominado "Yo Cambio" que busca contribuir a reducir la sobrepoblación carcelaria.

Este proyecto les da la oportunidad a los presos condenados a que reduzcan dos días de su pena por cada día que laboren en trabajos comunitarios.

Uno de esos proyectos en los que varios reclusos ya se encuentran participando es la remodelación y construcción de bartolinas policiales. Estas obras se hacen en las delegaciones de la Policía de Sonsonate, Usulután, San Miguel y en Lourdes, Colón. Se espera que dos de las bartolinas policiales estén terminadas a finales de este año.

Además de eso, los internos beneficiados con este programa han contribuido con la construcción de dos canchas de fútbol para uso de los policías y del centro de cómputo de la delegación modelo de la Policía en Santa Ana.

Para el futuro se tiene previsto la construcción de panaderías y talleres de mecánica automotriz para Centros Penales y la Policía. En estos talleres se les dará mantenimiento a los vehículos del gobierno con el propósito de extender su vida útil.

Para fortalecer el programa "Yo Cambio", la embajada de Estados Unidos entregó ayer equipo de seguridad y de entrenamiento carcelario a Centros Penales que tiene un valor de 2.5 millones de dólares.

"Estamos colaborando en éstas y otras oportunidades para la gente (reclusos) que quieran cambiar", dijo Mari Carmen Aponte, embajadora de Estados Unidos.

Además entregaron un autobús diseñado para el traslado de los reos que participan del referido programa y dos camionetas que podrán servir para el traslado de presos de alta peligrosidad.

Estos últimos vehículos han sido diseñados con un sistema de seguridad hermética, de tal manera que las posibilidades de fuga de estos reos son casi nulas.

Así también, se trabaja en el sistema piloto de clasificación penitenciaria que busca identificar a reclusos que cumplen penas por delitos menores y están en la fase de confianza para que puedan optar a la reducción de su pena ya sea por problemas críticos de salud o buen comportamiento.

Además se trabaja en la recopilación de información de cada una de las penitenciarías sobre cantidad de internos, tipos de crímenes y condenas que sirvan para el control de la población reclusa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación