Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Clima de inseguridad se ha profundizado en últimos dos años, según encuesta ANEP

Un 70 por ciento de los empresarios considera que El Salvador "es nada seguro", lo cual aleja la inversión

Lugar donde dos sujetos murieron tras atacar a policías en un cantón de Apopa. Foto EDH / Douglas Urquilla

Lugar donde dos sujetos murieron tras atacar a policías en un cantón de Apopa. Foto EDH / Douglas Urquilla

Lugar donde dos sujetos murieron tras atacar a policías en un cantón de Apopa. Foto EDH / Douglas Urquilla

Los niveles de inseguridad ciudadana que se vive en el país se han duplicado en los últimos dos años, reveló una encuesta de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

El estudio detalla que la percepción de inseguridad en el año 2013 era de un 32.3 por ciento, pero esta se ha incrementado a un 70.4 para este año. Además, el 60 por ciento de las empresas o sus empleados ha sido víctima de las extorsiones más de una vez en el último año.

Lo anterior ha generado que las empresas hayan aumentado sus costos en el pago de seguridad privada y, además, que el 62.6 por ciento de los empresarios hayan dejado de hacer inversiones en el país.

Al clima de inseguridad que vive el país, se le suma que el 76.2 por ciento de los encuestados considera que la inestabilidad política también ha sido un obstáculo para la inversión.

La mayoría de las personas consultadas cree que la extorsión es el delito más urgente a combatir, pero también considera que se debe de trabajar en la reducción de los homicidios.

La entrevista le fue hecha a 353 asistentes al Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE) desarrollado en mayo pasado. La mayoría de los encuestados (70.4 por ciento) consideró que El Salvador es "nada seguro" y un 23.2 sugirieron que el país es poco seguro.

También, el sondeo sirvió para conocer lo que piensan los salvadoreños con respecto a las estrategias de combate a la criminalidad y a las pandillas que impulsan las autoridades de Seguridad Pública.

El gobierno le ha apostado a la Policía Comunitaria como la estrategia principal para reducir los altos índices del crimen y la violencia generada en especial por las pandillas.

Para el 83.5 por ciento de los encuestados, esa política de seguridad no resolverá la crítica situación de inseguridad.

También hubo un 46.7 por ciento que ven como mala o muy mala la salida de los Batallones de Reacción de la Fuerza Armada.

"Nuestra queja es que aquí parecemos el país de los sastres, donde vivimos tomando medidas, pero nunca ejecutamos un plan o una estrategia completa", dijo Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador.

Los encuestados calificaron con una nota de 4.3 el desempeño de los funcionarios del gabinete de Seguridad Pública y con 3.3 la gestión del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Cardenal reclamó que el Gobierno de Sánchez Cerén no haya tomado en cuenta el plan de seguridad presentado por el exalcalde Nueva York Rudolfp Giuliani y la estrategia integral de seguridad ciudadana presentada por la gremial empresarial. Por el contrario, en los últimos dos meses, la violencia criminal se ha agudizado al grado de superar los 600 homicidios por mes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación