Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Ciudad Mujer está para defendernos"

Piden una oportunidad para pagar los terrenos ocupados

La mayoría de ocupantes ilegales en el terreno en disputa son mujeres y niños que no tienen dónde vivir. Foto EDH / Jaime García

La mayoría de ocupantes ilegales en el terreno en disputa son mujeres y niños que no tienen dónde vivir. Foto EDH / Jaime García

La mayoría de ocupantes ilegales en el terreno en disputa son mujeres y niños que no tienen dónde vivir. Foto EDH / Jaime García

Los representantes de las 248 familias afectadas por la orden de desalojo de la comunidad Rutilio Grande, en San Martín, acudieron ayer al Centro Judicial de Soyapango para escuchar el fallo de la audiencia realizada.

La mayoría eran mujeres y sus hijos, algunos en brazos, que se mantuvieron serenas y calladas en la diligencia.

Al terminar, algunas de esas mujeres sollozaban y su mirada parecía perdida.

"Ahora, ¿adónde vamos a vivir?", se preguntaban juntando las manos como en oración.

Otras personas solo agacharon la cabeza y otros más comenzaron a llamar por teléfono a sus familiares para darles la mala noticia.

Vilma Martínez, una de las personas afectadas por la orden de desalojo se quejó que Ciudad Mujer las quiera echar del terreno sin darles una oportunidad.

"Siento que es una injusticia lo que se está haciendo porque realmente el pueblo tiene necesidad porque de alguna manera no tenemos dónde vivir", dijo.

"Si vamos a una colonia a otra, de nada sirve que nos saquen de un lado porque de otro lado también nos sacan", dijo al referirse al temor a llegar a vivir a una colonia en donde sean consideradas no gratas por grupos delincuenciales.

"En este país no se hace justicia para la gente que tiene necesidad, aquí vale el rico, el que tiene. A la señora de Ciudad Mujer lo que le pediría es que se ponga la mano en la conciencia, ojalá y ella no ande rodando de arriba abajo", le manifestó a Vanda Pignato.

Agregó "que le dé gracias a Dios que ella tiene qué comer este día. Ellos están violentando la Carta Magna, la primer ley del Estado por eso le pido a la señora que se siente que dialogue con nosotros y nos dé la oportunidad de pagarle los terrenos, porque no queremos vivir de gratis, pero también necesitamos dónde vivir, hay niños, jóvenes y madres solteras", añadió.

"Supuestamente Ciudad Mujer es para defender los derechos de las mujeres, pero están haciendo lo contrario porque nos están echando", dijo la afectada.

Explicó que el terreno ocupado estaba baldío y que por eso se asentaron en el lugar. 

"Ellos ya hicieron lo que tenían que hacer, lo demás está de más, está de más", sostuvo.

"Si ella lo quiere vender a los ricos y a los pobres los quiere echar, que se recuerde que todo da vuelta en esta vida", finalizó. 

Doris Elizabeth, otra de las afectadas, dijo que "nosotros tenemos necesidades, somos mujeres y tenemos necesidad. Llegamos ahí porque no tenemos dónde vivir, ya que los cuartos de alquiler están a 50 dólares y no tenemos para pagarlos", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación