Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cinco de 10 homicidios se registraron en zona oriental

La Fiscalía General informó en su cuenta de Twitter que en el oriente del país Medicina Legal no acompañó en los levantamientos de los cadáveres porque se encontraban colapsados por la escalada de homicidios

Cuatro personas fueron asesinadas el fin de semana en La Unión. En la foto se ve la escena donde mataron a una mujer. Foto EDHEl promedio de asesinatos diarios subió a 12 en el mes de mayo, las pandillas han intensificado los ataque. Foto EDH / Archi

Cuatro personas fueron asesinadas el fin de semana en La Unión. En la foto se ve la escena donde mataron a una mujer. Foto EDHEl promedio de asesinatos...

Cuatro personas fueron asesinadas el fin de semana en La Unión. En la foto se ve la escena donde mataron a una mujer. Foto EDHEl promedio de asesinatos diarios subió a 12 en el mes de mayo, las pandillas han intensificado los ataque. Foto EDH / Archivo.

La tendencia de homicidios en el país sigue al alza. El domingo cerró con más de 10 asesinatos. La mayoría de ellos fueron cometidos en la zona oriental: hubo un doble homicidio en La Unión y otras tres muertes violentas en diferentes zonas de San Miguel.

La escalada de asesinatos en la zona oriental, provocó que los forenses del Instituto de Medicina Legal no acompañaran a los fiscales en el reconocimiento de los cadáveres, según lo publicó en su cuenta de Twitter la Fiscalía.

"Escenas de homicidios de este día fueron procesadas sin Medicina Legal en oriente. Ellos dicen que están saturados. Lamentamos que no se sume al esfuerzo que FGR hace en escenas de homicidios", dijo German Arriaza, jefe fiscal de la zona.

Mientras que en el departamento de Cuscatlán las autoridades registraron el asesinato de una pareja de esposos y otros dos hombres, entre ellos un supuesto cabecilla de la pandilla 18 (ver página 16).

Esta jornada violenta fue precedida por un "viernes negro" en el que las autoridades informaron que hubo 38 asesinatos; 12 de las víctimas murieron en dos masacres cometidas en La Paz y Usulután.

Mientras que el sábado pasado hubo 25 muertes violentas, según las estadísticas de la Policía.

Las víctimas del doble asesinato cometido ayer en Bolívar, La Unión, fueron identificadas como Manuel de Jesús Canales Amaya y Juan José Martínez Hernández, ambos de 41 años.

El ataque contra los señores, quienes estaban haciendo labores agrícolas, fue a la 1:30 de la tarde en la zona conocida como La Placita, en el cantón Albornoz.

Las autoridades informaron que los homicidas eran cuatro y que habían utilizado una escopeta calibre 12 y un fusil AK-47.

En otros hechos de violencia, German Augusto Rivera, de 43 años, fue atacado a balazos dentro de su vivienda, en la colonia Milagro de La Paz, en la cabecera departamental.

Las autoridades informaron que murió cuando era trasladado a un centro asistencial.

Más tarde, Luis Alberto Ambrosio Sosa, de 18 años, también fue ultimado a balazos en una cancha conocida como El Zope, en el barrio Roma, en Ciudad Barrios.

Mientras que Elenilson Rigoberto González también pereció en un ataque en el caserío La Manguera, en Chirilagua.

Policías heridos en enfrentamientos

En otros hechos de violencia, las autoridades informaron que dos agentes de la Policía y dos supuestos pandilleros resultaron lesionados tras enfrentarse a balazos en la isla San Juan del Gozo, en Jiquilisco, Usulután.

Se sabe que el incidente ocurrió en la madrugada y que horas más tarde hubo un despliegue policial aéreo y terrestre por la zona, pero las fuentes se negaron a dar más información sobre el hecho.

Además, un agente policial fue lesionado de bala por un pandillero de la mara Salvatrucha durante un registro rutinario, en el cantón Las Isletas, en San Pedro Masahuat, La Paz.

Fuentes de la corporación sostuvieron que el atacante sacó una arma de fuego mientras el agente le hacía un registro a varios pandilleros.

El agente está fuera de peligro porque la bala solo le rozó la pierna. El incidente ocurrió pasada la 1:00 de la mañana. No hubo detenciones.

La noche del sábado, José Daniel Rosales, de 21 años, supuesto marero de la 18, murió tras enfrentarse a balazos con policías que hacían un patrullaje en la colonia Amatepec, en Soyapango. Pereció mientras era atendido en el hospital.

La Policía manifestó que el incidente fue cerca del lugar donde, el miércoles pasado, murió otro pandillero en un tiroteo con unos investigadores de la Policía.

Las autoridades también fueron alertadas ayer de que un grupo de supuestos pandilleros se atacaron a balazos en la colonia El Paraíso, en Usulután.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación