Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cierran una escuela en Zacatecoluca por acoso de pandilleros

Los alumnos de El Callejón han sido reubicados en otras escuelas

El Centro Educativo El Callejón, en Zacatecoluca, La Paz, fue cerrado tras ser amenazados los profesores por pandilleros de la zona. Fotos EDH / Marlon Hernández

El Centro Educativo El Callejón, en Zacatecoluca, La Paz, fue cerrado tras ser amenazados los profesores por pandilleros de la zona. Fotos EDH / Marlon Hernández

El Centro Educativo El Callejón, en Zacatecoluca, La Paz, fue cerrado tras ser amenazados los profesores por pandilleros de la zona. Fotos EDH / Marlon Hernández

"En el cantón El Callejón no hay garantía de que una persona particular entre y salga con vida", dijo un profesor de Zacatecoluca, La Paz, para establecer el grado de peligrosidad que ahí se vive.

Como ejemplo, el centro educativo de esa zona ha sido cerrado. Padres de familia y gremiales magisteriales han denunciado que los maestros huyeron de la zona tras ser amenazados por pandilleros.

Sin embargo, la directora departamental del Ministerio de Educación en La Paz, Patricia Alvarado, negó que el Centro Educativo de El Callejón esté cerrado; y que su inactividad se debe a que las escuelas de un solo profesor integren el nuevo sistema de escuelas inclusivas de tiempo pleno.

"Los niños y niñas del Centro Educativo El Callejón están integrados al Centro Integral El Maniadero y El Espino, según les quede más cerca", afirmó la directora departamental de Educación.

Desde fines del año pasado, varios padres de familia dejaron de enviar a sus hijos a la escuela por el clima de inseguridad, dijo un maestro, quien negó identificarse.

Añadió que a raíz de esa deserción dos grados fueron cerrados el año pasado, y con ello, dos de cuatro maestros tuvieron que ser reubicados en otras escuelas.

Indicó que este año la escuela arrancó con baja matrícula; además uno de los dos profesores renunció por el peligro que corría. La única maestra que quedaba fue notificada el viernes anterior de que la escuela El Callejón sería cerrada y tenía que ser reubicada.

"Le dijeron a la maestra que buscara una plaza vacante en otro centro educativo", explicó el profesor.

La directora departamental insistió en que no es cierto que la escuela haya sido cerrada por problemas con pandillas.

No obstante, un equipo de El Diario de Hoy visitó la escuela de El Callejón y pudo comprobar la inseguridad.

En ese lugar no se encontraron personas. La mayoría de casas están deshabitadas y algunas lucen desmanteladas o con pocas pertenencias, que sus moradores, al parecer, no lograron llevarse a la hora del éxodo por lo apremiante de su salida.

La realidad vivida

Ayer, cerca de las 12:00 del día, antes de que periodistas de este diario ingresaran al cantón El Callejón, un vecino afirmó que la zona no era peligrosa, pues había abundante presencia policial y militar.

Luego del recorrido de El Diario de Hoy en la zona, solo fueron vistos algunos sujetos, aparentemente de pandillas, que recorrían el lugar y no se vio a ningún policía o militar que patrullara.

El año pasado una patrulla policial fue atacada por pandilleros en esa zona. También en la escuela de El Espino, que se ubica en una zona aledaña a El Callejón, pandilleros armados irrumpieron en busca de estudiantes "rivales".

Durante el ataque, algunos estudiantes se lanzaron por los muros para escapar de los mareros.

Paz Zetino, de Bases Magisteriales, señaló que estos hechos hacen retroceder la educación, al igual que se hizo durante la guerra en el país.

Agregó que el conflicto entre los profesores y los pandilleros es porque los primeros inculcan valores y los segundo desvalores como la delincuencia y el irrespeto a la vida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación