Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Centro Antidrogas en aeropuerto Comalapa ha sido clave para decomisos de alijos

Ha contribuido a la incautación de más de 40 toneladas de cocaína durante el año pasado.

Marinos estadounidenses descargan parte de un alijo de drogas incautado. Foto EDH / Archivo.

Marinos estadounidenses descargan parte de un alijo de drogas incautado. Foto EDH / Archivo.

Marinos estadounidenses descargan parte de un alijo de drogas incautado. Foto EDH / Archivo.

El Centro de Monitoreo Antinarcóticos (CMA) que funciona en el Aeropuerto Internacional El Salvador en Comalapa desde al año 2000, ha sido clave para frenar el paso de las narco embarcaciones y narco avionetas por la costa centroamericana cuando van camino a México y Estados Unidos, reconocen las autoridades del Comando Sur de Estados Unidos.

Esta base antidrogas ha sido incorporada a los esfuerzos conjuntos de las 14 naciones del Hemisferio Occidental que participan de la operación antinarcótica denominada Martillo, liderada por Estados Unidos.

Información proporcionada por el Comando Sur de Estados Unidos a El Diario de Hoy detalla que las naves aéreas que se encuentran a disposición del Centro de Monitoreo Antinarcótico que funciona en Comalapa realizaron más de 250 vuelos por la costa Pacífica con el único propósito de ubicar a través de radares a las embarcaciones y las naves aéreas sospechosas de transportar cargamentos de drogas hacia el Norte.

Esos patrullajes aéreos que se hicieron desde la base antidrogas en Comalapa permitieron incautar cargamentos ilícitos de drogas que sobrepasaron las 40 toneladas con un valor estimado en las calles de 2.5 billones de dólares, según el informe del Comando Sur.

José Ruiz, portavoz del Comando Sur de Estados Unidos, dijo en una entrevista en septiembre pasado a El Diario de Hoy que la contribución que hace El Salvador a los esfuerzos regionales para combatir el tráfico ilícito de drogas en el istmo "va más allá de la operación Martillo", y agregó que "El Salvador nos permite el uso de su base aérea en Comalapa para la detección del tráfico ilícito que se mueve por la región".

El CMA es una base estadounidense desde donde salen dos aviones de los tipos E2 y P3 para recorrer una ruta establecida para tratar de detectar embarcaciones y naves aéreas que emplean los cárteles para enviar sus narco cargamentos desde Sur América hasta Estados Unidos usando las costas del Pacífico y surcando los espacios aéreos de Centroamérica.

La instalación de este centro de monitoreo despertó fuerte oposición del partido de izquierda FMLN quienes señalaron que la presencia de personal estadounidense violentaba la soberanía nacional.

Incluso, el 5 de septiembre de 2000, el partido de izquierda y ahora en el gobierno, presentó un recurso a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que declarara inconstitucional la referida base antidrogas estadounidense por considerar que viola la soberanía salvadoreña. Hasta la fecha se desconoce cuál fue la resolución, ya que fuentes de la Sala desconocen que exista.

Después de intensos debates políticos, el centro de monitoreo fue autorizado por la Asamblea Legislativa en marzo de 2000 y en agosto de ese mismo año comenzaron las operaciones antinarcóticas.

El convenio original establecía que la base estadounidense funcionara durante 10 años con la posibilidad de que prorrogarse sus operaciones por cinco años más. El 2 de abril de 2009 los gobiernos de El Salvador y Estados Unidos ratificaron el convenio de funcionamiento por otros cinco años, de tal manera, que el CMA tiene permiso de operar contra la narcoactividad hasta 2015.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación