Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Celulares son el objetivo más frecuente

Las autoridades recomiendan no sacarlos cuando se viaja en bus o microbús.

El centro de San Salvador es asediado por pandilleros y ladrones que asaltan a transeúntes.

El centro de San Salvador es asediado por pandilleros y ladrones que asaltan a transeúntes.

El centro de San Salvador es asediado por pandilleros y ladrones que asaltan a transeúntes.

Los teléfonos celulares de modelo reciente son los más codiciados por los ladrones que abordan unidades del transporte público. Si alguien poseen uno de estos aparatos y viaja en bus o microbús, lo más recomendable es no llevarlo a la vista.

Un pasajero que viajaba en un bus de la 101-D fue asesinado el lunes 13 de abril por dos delincuentes, tras negarse a entregar su celular.

Según la Policía, dos sujetos se subieron al bus en una de las paradas situadas a un costado de un centro comercial en el bulevar Los Héroes, en San Salvador.

Los delincuentes esperaron llegar a la 75a. Avenida Norte y alameda Juan Pablo II para comenzar a asaltar a los pasajeros del bus.

Se dirigieron al pasajero y le exigieron el celular, pero él se negó a entregárselos, por lo que los sujetos sacaron un arma de fuego y le dispararon.

La víctima fue identificada como Carlos David Álvarez Rivera, de 37 años. Era hijo del comediante salvadoreño Carlos Álvarez Pineda, conocido como Aniceto Porsisoca.

Álvarez Rivera era miembro de la Federación de Ajedrez y formó parte de la junta directiva de la federación de esa disciplina.

También era catedrático de una universidad privada en el área de ingeniería.

En caso de ser víctima de asaltantes, lo mejor es no oponer resistencia, sugieren autoridades. Además, añaden que también es recomendable interponer la respectiva denuncia cuanto antes.

Lo mejor es no correr ningún riesgo

En el mejor de los casos, es preferible prevenir. En este sentido, indican que no es prudente, si se viaja en bus o microbús, llevar a la vista objetos de valor que llamen la atención de los ladrones.

Lo mismo aplica, continúan, cuando se camina por sectores de alta peligrosidad, no solo de la capital, sino de todo el territorio.

Pero hay casos en que las víctimas de los ladrones toman la justicia en sus manos y actúan en contra de quienes los despojan de sus pertenencias. Entonces, los delincuentes se convierten en víctimas, como ocurrió meses atrás.

Tres sujetos abordaron un microbús de la Ruta 5 para asaltar a los pasajeros, cuando la unidad viajaba en la Calle Francisco Menéndez y 13 Avenida Sur, barrio Santa Anita, uno de los usuarios abrió fuego contra ellos.

Este asalto frustrado dejó a un ladrón muerto y otro lesionado, según informó la Policía en esa oportunidad.

Uno de los delincuentes murió cuando era trasladado a un centro asistencial por miembros de Cruz Verde. Uno de sus cómplices recibió al menos cinco disparos.

El tercer ladrón logró escapar del lugar.

Los relojes y cadenas de oro son objetos que buscan los ladrones, con los que pueden obtener dinero fácil al venderlos en el mercado negro, indican autoridades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación