Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Celebración de maestros en playa acaba en tragedia

Fundadora y un profesor del Liceo Saulo de Tarso murieron ahogados en El Majahual

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / mauricio caceresLos profesores María Teresa de Guadrón y Rigoberto Alexander Rivera Cortez fueron arrastrados p

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh /...

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / mauricio caceresLos profesores María Teresa de Guadrón y Rigoberto Alexander Rivera Cortez fueron arrastrados por una ola ayer, a las 11:30 a.m., frente a una

La profesora María Teresa Mauricio de Guadrón, de 83 años, y su colega Rigoberto Alexander Rivera Cortez, de 32, murieron ahogados ayer en la playa El Majahual, La Libertad, mientras festejaban con parientes y compañeros el Día del Maestro.

Ambos trabajaban en el Liceo Cristiano Saulo de Tarso, institución que María Teresa fundó hace 25 años en el municipio de San Marcos, al sur de San Salvador.

Patricia de Gámez, directora de la institución e hija de la octogenaria, manifestó que su madre, pese a su avanzada edad, no había perdido su pasión por la docencia y tenía un rol dinámico en la enseñanza de los alumnos. Además la recordó como "una mujer activa, a quien nadie detenía".

Esa misma energía, según de Gámez, llevó ayer a la mujer a descender con sus colegas a una piscina de agua salada del hotel donde se hospedaban y que se encuentra entre rocas, a pocos metros sobre el nivel del mar.

Pasados unos minutos, relataron los testigos, una ola grande alcanzó a las víctimas y las hizo caer al mar. Sus colegas pidieron ayuda y los primeros en llegar fueron dos empleados del hotel, quienes se lanzaron al agua, pero sus intentos por rescatar a los profesores fueron en vano.

Más tarde, a medio kilómetro de la escena, miembros de diferentes organismos de socorro, agentes de la Policía y empleados de la alcaldía del Puerto de La Libertad lograron recuperar los cadáveres de María Teresa y Rigoberto Alexander y rescataron con vida a los dos empleados del centro recreativo.

Los parientes de la propietaria del colegio lamentaron que en el establecimiento no hubiera un guardavidas, pese a que el grupo de veraneantes era grande: 24 en total.

Por su parte, el subcomisionado de la Policía, Víctor Herrera, dijo que estarán a la espera de lo que indique el Ministerio Público, quien podría abrir una investigación sobre el caso.

"En el rescate han participado varias instituciones, se ha arriesgado un poco la vida de ellos por la fuerza del agua que se ve más fuerte de lo normal (...) El agua pega con las rocas y deduzco que ese rebote fue lo que los mató", sostuvo Herrera.

Luto en el gremio

Los familiares y colegas de las víctimas no salían del asombro ayer por la rapidez de los acontecimientos.

Al lugar donde los socorristas llevaron los cadáveres se acercaron decenas de curiosos, entre ellos maestros de otras instituciones educativas que también habían llegado de paseo a la playa, quienes se sorprendieron al saber que las víctimas eran colegas.

Los allegados de María Teresa dijeron que ella estaba contenta porque en octubre celebrarían los 25 años de fundación del colegio. Incluso, según ellos, minutos antes del accidente la señora se había referido a los preparativos para dicho festejo.

Su hija aseguró que la señora era una mujer con valores cristianos y que más de alguna vez les había dicho que cuando muriera quería un funeral alegre porque "yo me voy con Cristo, así que no quiero llantos ni tristezas".

Sobre el profesor Rivera, sus compañeros dijeron que por ser joven simpatizaba mucho con sus estudiantes, a quienes les impartía la materia de Estudios Sociales.

La víctima, quien estaba soltero y no tenía hijos, era docente de los alumnos de tercer ciclo y bachillerato.

Ambos maestros serán velados en la funeraria de la Fuerza Armada y serán sepultados el domingo en el cementerio Jardines del Recuerdo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación