Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cárcel para cuatro policías acusados de secuestro

A la víctima la asesinaron para evitar que delatara a los delincuentes, debido a que ya conocía a algunos de ellos, según las investigaciones de la PNC

Los policías acusados del secuestro y asesinato del comerciante son llevados a los juzgados. Foto EDH / Jaime Anaya

Los policías acusados del secuestro y asesinato del comerciante son llevados a los juzgados. Foto EDH / Jaime Anaya

Los policías acusados del secuestro y asesinato del comerciante son llevados a los juzgados. Foto EDH / Jaime Anaya

Los cuatro policías, entre estos un subinspector, y los dos civiles acusados de haber secuestrado y asesinado a un comerciante de mariscos, pasarán los próximos cuatro meses en la cárcel, mientras la Fiscalía robustece su investigación y recopila pruebas para llevarlos a juicio.

Así lo resolvió ayer el Juzgado Antimafia de Instrucción de San Salvador, luego de realizar la primera audiencia en contra del subinspector José Concepción Marín Lozano; del sargento Juan Antonio Laínez Valencia; de los agentes William Alberto Alfaro y Juan Carlos Anaya López; y de los hermanos Raúl Ernesto y Orlando Mejía Zepeda.

El jefe de la Unidad Anticrimen de la Fiscalía, Rodolfo Delgado, sostuvo que han recabado las suficientes evidencias de que los seis detenidos son los responsables, por el momento, del secuestro y asesinato del comerciante registrado la madrugada del 31 de diciembre pasado en la playa San Diego, La Libertad.

"Se estableció una relación con los teléfonos que fueron utilizados en la negociación del rescate", dijo Delgado.

Los policías pusieron un retén policial para interceptar a la víctima, quien transportaba un cargamento de pescados. Los policías, quienes iban al mando del subinspector José Concepción Marín Lozano, simularon que se trataba de un arresto de la víctima junto a su ayudante y se los llevaron en un carro patrulla.

Los trasladaron a una casa situada en el cantón El Amatillo, en Santiago Nonualco, La Paz. Al día siguiente, lo movieron a otra casa situada en el cantón San Alfonso, en Tamanique, La Libertad. En este sitio, los dos lograron escapar, pero la víctima, por padecer de problemas en las rodillas, ya no pudo seguir corriendo y fue alcanzado en un río cercano. Su ayudante sí logró huir.

Aunque los secuestradores le pidieron una elevada cantidad de dinero a la familia del plagiado, no hubo pago de rescate, afirmaron ayer las autoridades; los delincuentes rompieron la negociación por razones desconocidas.

Investigan a más policías

Las autoridades policiales y fiscales han ampliado la investigación hacia otros policías que podrían estar ligados a este secuestro y a otros delitos que vienen registrándose en el sector de San Luis la Herradura, La Libertad.

"Al parecer, hay vinculación con otros delitos en otras fechas; hay que determinar la vinculación de otros agentes, pero eso está en proceso en este momento", dijo un oficial de la Policía; y agregó que los agentes detenidos habrían utilizado recursos policiales para cometer otros hechos delictivos distintos de los que están acusados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación