Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cárcel para acusados de explotación de menores

El caso pasará al Juzgado Segundo de Instrucción, que deberá programar la segunda audiencia dentro de seis meses.

Dos de las siete acusadas de explotar sexualmente a menores esperan la audiencia en los tribunales . Foto EDH / Ericka Chávez

Dos de las siete acusadas de explotar sexualmente a menores esperan la audiencia en los tribunales . Foto EDH / Ericka Chávez

Dos de las siete acusadas de explotar sexualmente a menores esperan la audiencia en los tribunales . Foto EDH / Ericka Chávez

El Juzgado Segundo de Paz resolvió ayer que los siete acusados de explotar sexualmente a menores de edad pasarán en la cárcel los próximos seis meses hasta que sea programada la segunda audiencia.

Fuentes judiciales explicaron que durante la primera audiencia, el referido tribunal encontró las evidencias suficientes de la supuesta participación de los imputados en los delitos por los que son procesados.

A la audiencia solo fueron llevadas dos de las siete personas acusadas, mientras que se desconocen las razones por las que el resto no fue trasladado al referido tribunal.

Los acusados son David Armando Pérez Bonilla, de 22 años y supuesto cabecilla de la estructura; Brigitte Estefani Mejía Quan, de 20; René Merino Morán, de 22; Karla Yamileth Iraheta, de 27; Estela Lourdes Castillo Cortez, de 22; Karla María López Fuentes, de 23, y Yeni Rosibel Ramírez Arévalo, también de 23.

En la audiencia, los fiscales ratificaron su petición de mantener la reserva total del proceso, porque, según el Ministerio Público, se busca proteger las identidades de las víctimas, quienes son menores de edad.

Las investigaciones fiscales apuntan a que los imputados son integrantes de una red dedicada a la explotación sexual de menores, a quienes las reclutaban con el engaño de ofrecerles trabajos para actividades relacionadas con la publicidad y el modelaje.

Las investigaciones fiscales señalan que las víctimas eran ofrecidas como "mercancía" y por cada una de ellas los imputados cobraban desde 50 hasta 300 dólares, según los requerimientos de los clientes.

Las edades de las víctimas oscilan entre 13 y los 17 años, según la Fiscalía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación