Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan a supuesto homicida de policía destacado en Centro de Inteligencia

La víctima, según sus colegas, había sido amenazada de muerte. Tenía más de 15 años de servicio.

ctv-8sz-file-b40d3136-4750-aee1-95c0-2589fc0b50ce

La mañana del jueves, cuatro horas después de que el policía Jorge Antonio Flores Martínez fuera asesinado, la Policía y la Fuerza Armada capturaron a  José Francisco Flores, (a) Tacuazín.

Las autoridades lo señalan de ser pandillero de la 18 y autor material del homicidio, el cual fue cometido a las 6:30 a.m., en San Matías, La Libertad.

Junto al supuesto asesino fueron retenidos otros 14 hombres para indagar si también participaron en el ataque. 

Flores Martínez, de 40 años, fue ultimado cuando se dirigía a trabajar al Centro de Inteligencia Policial (CIP) de Mejicanos. 


La víctima iba en su motocicleta y fue atacada a balazos mientras hacía un alto en la entrada a la hacienda San Lorenzo,  del cantón El Jícaro,  para luego incorporarse a la carretera.

Según las autoridades, el asesino fingió que estaba esperando el bus en la zona y cuando la víctima se detuvo le asestó varios disparos.

Colegas de Flores relataron que él llevaba puesto un chaleco antibalas pero, al perder el equilibrio y caer de la moto, el delincuente se  le acercó y le disparó en la cabeza.

Las autoridades presumen que el homicida huyó de la zona con ayuda de otros pandilleros que lo esperaban cerca de la escena. Flores residía a unos tres kilómetros donde lo mataron.

Algunos de sus compañeros dijeron conmocionados que el policía tenía más de 15 años de servicio. Lo recordaron como “una persona llevadera y buena para jugar fútbol”.

Según las fuentes, la víctima había recibido amenazas de muerte y ya lo había notificado a sus jefes.

Antes de ser destacado en el CIP, Jorge Antonio trabajó en  la División de Investigaciones y antes estuvo en el Sistema 911 de Mejicanos.

Fuentes policiales sostuvieron que habían recibido información de que las pandillas tenían planificado atacar a miembros de la corporación entre el miércoles y ayer.

 Cuarto policía asesinado en la zona desde 2014
El 6 de abril del año pasado, la pandilla 18 reportó una falsa emergencia en la hacienda San Lorenzo (la misma zona donde residía Flores) para hacer llegar a la Policía.

Cuando agentes destacados en la delegación de Quezaltepeque llegaron al lugar fueron atacados con fusiles M-16 y escopetas por varios hombres que estaban ocultos entre unas rocas. En la emboscada murió el agente Fredy García.

Simultáneamente, otros delincuentes de la misma estructura dispararon contra la fachada de la referida sede policial.

Mientras que el 13 de junio de 2015 -a pocos metros de donde fue cometido el homicidio de ayer- varios pandilleros abrieron fuego contra un investigador de la Policía y su esposa, quienes viajaban en un vehículo de San Matías hacia Quezaltepeque. La mujer murió días después en el hospital, mientras que el agente resultó ileso.

Además, el 4 de agosto pasado, tres policías llegaron al barrio Santa Lucía, siempre en San Matías, a capturar a un delincuente pero fueron emboscados por pandilleros. El agente David Rivera Villalobos y el sargento José Mario Gómez murieron; otro policía resultó lesionado.

En el cantón El Jocote, a pocas cuadras de donde mataron al agente de la CIP, también fue acribillado, hace un mes, el soldado  Jonathan Artiga Barrientos. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación