Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan a sujetos sospechosos de matar a policías

Detenidos en operativo simultáneo en el país

Entre los detenidos en el operativo hay sospechosos de asesinar a agentes de la Policía Nacional Civil. Foto EDH

Entre los detenidos en el operativo hay sospechosos de asesinar a agentes de la Policía Nacional Civil. Foto EDH

Entre los detenidos en el operativo hay sospechosos de asesinar a agentes de la Policía Nacional Civil. Foto EDH

La Policía Nacional Civil (PNC) capturó a dos sospechosos de asesinar a dos agentes de la corporación en San Juan Opico, de La Libertad, y en San Luis Talpa, La Paz.

En San Juan Opico, el agente asesinado fue José Ernesto Sánchez Ávalos, de 40 años. Lo mataron el 31 de marzo, a las 3:30 de la tarde, a unas tres cuadras de su vivienda, en la colonia Nuevo Sitio, de ese municipio.

Sánchez Ávalos era operador del Sistema de Emergencias 911 de la Policía del cantón Lourdes, en Colón.

Mientras que Santos William Hernández Rivera, de 37 años, fue ultimado el pasado lunes en un chalet de San Luis Talpa por presuntos pandilleros.

Estaba destacado en la División de Disposiciones Judiciales de la corporación.

Sus restos fueron sepultados ayer en el cementerio de esa localidad.

En estos dos casos, la PNC aseguró que han detenido a sospechosos de matar a los policías, como parte del Plan Protector.

De acuerdo con la información policial, en el marco de ese plan se ejecutó un operativo simultáneo en varios municipios del país, la noche del pasado martes, entre ellos Quezaltepeque, San Juan Opico, Santa Tecla, Olocuilta, cantón Lourdes, Apopa, Armenia, Puerto de La Libertad y San Marcos.

Las unidades especiales de la Policía entraron a las comunidades dominadas por las pandillas el martes a las 10:00 de la noche y permanecieron en la zona durante 72 horas.

Requisa en penal de Chalatenango

Además, las autoridades realizaron una requisa en el penal de Chalatenango, la cual dejó como resultado el decomiso de televisores tipo plasma y alrededor de 3 mil dólares.

Los decomisos son parte de las nuevas acciones que el gobierno aplicará a los mareros.

Los allanamientos se realizaron en los seis sectores de la cárcel del referido municipio, situado al norte de San Salvador.

En la requisa participaron los agentes de la Unidad deMantenimiento del Orden (UMO), un perro de la División Antinarcóticos y personal de Centros Penales.

Los custodios y agentes de la Unidad del Mantenimiento y del Orden (UMO) decomisaron alrededor de 45 celulares, 16 televisores, 16 baterías para celular, 33 cargadores, 63 chips, 48 manos libres, seis ventiladores y otros objetos ilícitos.

Además, se localizaron cartas y documentos donde los cabecillas de las pandillas ordenaban asesinatos y extorsiones. Los documentos escritos fueron incautados por los fiscales para iniciar las investigaciones.

El penal de Chalatenango es el tercer penal en que se realizan allanamientos, después de que los pandilleros han realizados masacres o ataques contra custodios y agentes de la Policía.

Meses atrás se allanaron el penal de San Francisco Gotera y Cojutepeque, que dejaron decomisos similares. Los televisores y otros artículos fueron avalados por las autoridades de Centros Penales de la gestión anterior, según las publicaciones periodísticas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación