Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan pandilleros por lanzar granada a puesto PNC en Ilobasco

Los sospechosos huían en un taxi que fue robado días antes. Luego de atacar la subdelegación policial, abandonaron dicho vehículo.

Un oficial de la Policía revisa un carro patrulla dañado durante el ataque a la subdelegación de Ilobasco, situada en la 4a. Avenida Norte y 7a. Calle Poniente. Foto EDH / Lissette Monterrosa.

Un oficial de la Policía revisa un carro patrulla dañado durante el ataque a la subdelegación de Ilobasco, situada en la 4a. Avenida Norte y 7a. Calle Poniente....

Un oficial de la Policía revisa un carro patrulla dañado durante el ataque a la subdelegación de Ilobasco, situada en la 4a. Avenida Norte y 7a. Calle Poniente. Foto EDH / Lissette Monterrosa.

Cuatro supuestos pandilleros, entre Estos una mujer, fueron capturados horas después de que presuntamente atacaron con una granada fragmentaria la subdelegación de la Policía en Ilobasco, Cabañas. En el hecho, un agente de la Policía sufrió heridas leves, pero no fue necesario llevarlo a un hospital.

Además, las ondas expansivas del artefacto explosivo causaron daño en una motocicleta y un vehículo de la Policía.

El oficial de la Policía, Jorge Márquez, explicó que el ataque se registró a las 3:45 de la madrugada, cuando un grupo de pandilleros, a bordo de un vehículo, pasó a gran velocidad por el puesto y lanzó la granada.

Agregó que por fortuna, el artefacto cayó afuera de la estación policial, lo que provocó alarma entre los residentes del sector.

Tras el ataque, patrullas de policías y soldados realizaron un operativo de búsqueda de los atacantes del puesto policial, acción que terminó con la retención de unos 30 individuos, la mayoría de ellos pandilleros, en diferentes colonias y comunidades de Ilobasco.

Sin embargo, solo tres hombres y una mujer serán acusados del ataque con granada contra el puesto policial; mientras que el resto enfrentará cargos por pertenecer a las pandillas, explicó el oficial.

Dos de los capturados son cabecillas de pandillas y además son considerados como "criminales peligrosos" por la Policía.

Estos fueron identificados como Carlos Abel Valle Rivas, a quien le decomisaron una pistola 9 mm, y Édgar Danilo Rodríguez Molina, de 20 años, a quien también le quitaron una pistola 9 mm.

A Valle Rivas lo reclaman las autoridades judiciales por estar acusado del asesinato de una persona.

Fuentes policiales explicaron que los cuatro detenidos ligados al ataque se conducían en un vehículo particular, el cual abandonaron a varias cuadras del puesto policial.

No obstante, por lo menos a dos de los acusados los capturaron cuando viajaban en un taxi que había sido robado días antes.

El oficial Márquez sostuvo que es primera vez que es atacado un puesto policial en el departamento de Cabañas.

La tarde del 6 de febrero pasado, un grupo de pandilleros atacó a balazos el puesto policial de Ciudad Real, en Chalchuapa, Santa Ana.

En el hecho, un agente de la Policía murió y dos resultaron lesionados. Además, los policías decomisaron un fusil AK-47 que se supone andaban los pandilleros.

Una de las versiones que se manejaron fue que los pandilleros habrían intentado liberar a 10 de sus compañeros que habían sido detenidos en el cantón El Porvenir, a quienes les decomisaron armas de grueso calibre.

La noche del 6 de abril de 2014, un agente de la Policía murió y tres más resultaron heridos en dos ataques realizados por pandilleros a la subdelegación de Quezaltepeque y a una patrulla que circulaba sobre la carretera hacia San Matías, La Libertad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación