Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan a nueve policías por extorsión

Los agentes exigían dinero a las víctimas a cambio de no seguir falsas investigaciones contra ellos, según la PNC.

Los Policías se cubrieron los rostros porque alegaron que corren peligro de ser asesinados por las maras. Foto EDH / J. Anaya

Los Policías se cubrieron los rostros porque alegaron que corren peligro de ser asesinados por las maras. Foto EDH / J. Anaya

Los Policías se cubrieron los rostros porque alegaron que corren peligro de ser asesinados por las maras. Foto EDH / J. Anaya

Nueve agentes de la Policía destacados en la delegación Centro fueron detenidos bajo cargos de haber cometido varias extorsiones a comerciantes en San Salvador.

El pasado martes 11 tres agentes fueron detenidos por el mismo delito contra un comerciante. Sin embargo, un juez ordenó procesar a los agentes en libertad. En las nuevas detenciones se encuentran esos tres policías que fueron beneficiados por el juez.

El director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, dijo que la resolución les causó sorpresa y fue por eso que se empeñaron en acelerar las investigaciones contra los policías.

La investigación de esta estructura inició cuando se descubrió la participación de varios agentes colaborando con pandilleros en la introducción de ilícitos en las bartolinas de la delegación de Monserrat.

Landaverde señaló que los policías seleccionaban a sus víctimas y las interceptaban para acusarlas de estar bajo vigilancia por cometer delitos, en seguida les exigían una cantidad de dinero a cambio de dar por cerradas las investigaciones y evitar capturarlos y presentarlos ante la justicia.

Según las investigaciones, la estructura delictiva era dirigida por el agente Jeremías Mena Díaz, quien era el que delegaba las funciones a los otros policías para amedrentar a las víctimas.

"Tenemos instrucciones precisas del gobierno de expulsar a elementos que delinquen al interior de la corporación policial. No podemos permitir que esos pocos sujetos deshonren a la Policía manchando el nombre de la Policía que está llena de héroes con sangre sagrada", sentenció Landaverde.

El jefe policial señaló que la participación de las víctimas fue fundamental para detener a los sujetos.

Ramírez Landaverde agregó que algunas de las víctimas accedieron y entregaron dinero a los agentes, pero no se detalló cuánto dinero.

El comisionado aclaró que se ha iniciado un proceso disciplinario contra los nueve agentes en la Inspectoría de la Policía.

Un agente detenido expresó que el involucramiento de su persona es injusto, ya que nunca cometió el delito de extorsión.

"Tengo 10 años de ser policía y no tengo ninguna sanción disciplinaria en mi expediente. No sé de qué me acusan. Mi vida corre peligro y mi familia, si damos la cara las pandillas nos pueden matar", sostuvo el acusado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación