Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan a mareros por raptar a policía en Coatepeque

Utilizaron armas de fuego para sacarlo de su casa. La Policía lo rescató con vida 55 minutos después de recibir la denuncia.

Los sujetos que raptaron al agente fueron presentados ayer en la Policía. Foto EDH / C. Díaz

Los sujetos que raptaron al agente fueron presentados ayer en la Policía. Foto EDH / C. Díaz

Los sujetos que raptaron al agente fueron presentados ayer en la Policía. Foto EDH / C. Díaz

Entre ocho y 10 miembros de la mara Salvatrucha irrumpieron ayer la casa de un policía, en el cantón Las Aradas, en Coatepeque, para raptarlo y posteriormente asesinarlo.

Sin embargo, fue rescatado por miembros de la Policía Rural luego que una llamada telefónica los alertó del hecho, que ocurrió a las 9:40 de la mañana.

El jefe de la delegación policial de Santa Ana, inspector jefe José Mancía Valle, dijo que los pandilleros pretendían asesinar a su víctima por el hecho de que pertenece a la corporación policial.

Sin embargo, el agente está cumpliendo, desde hace un mes, seis meses de suspensión por haber participado en el delito de lesiones en contra de un menor de edad.

Ese hecho ocurrió en la misma zona donde ayer fue raptado el agente, que está asignado al Sistema de Emergencias 911 de Lourdes, Colón.

El jefe policial descartó que la privación de libertad esté relacionado al hecho por el cual está suspendido el agente.

"La información que se tiene es que fue por algunas rencillas por haber pertenecido a la Policía", reiteró Mancía Valle.

Fue una llamada telefónica la que alertó a la Policía del rapto del miembro de la corporación.

Por ello desplegaron un fuerte operativo en los alrededores donde ocurrió el hecho.

También se sumó un helicóptero.

El agente fue rescatado a las 10:35 de la mañana cuando los pandilleros estaban a punto de asesinarlo en la cancha de fútbol del caserío San Isidro, del mismo cantón.

Otro policía expresó que los sujetos se sintieron acorralados al ver la presencia de un buen número de agentes.

Pese a eso, hubo un intercambio de disparos entre policías y pandilleros.

Algunos de ellos lograron escapar ya que la Policía sólo capturó a seis de ellos, cuatro de los cuales tienen entre 15 y 16 años.

Los otros dos responden a los nombres de Marvin Antonio A., de 19 años; y Federico Antonio A., de 39.

Este último fue deportado de los Estados Unidos, dijo Mancía, sin especificar la fecha. Ambos tienen antecedentes por el delito de agrupaciones ilícitas.

La Policía no les encontró armas de fuego a los sujetos cuando fueron capturados; sin embargo, cuando irrumpieron la casa del agente fue con pistolas, aparentemente, nueve milímetros.

Los sujetos serán acusados ante los tribunales por los delitos de privación de libertad, homicidio tentado y agrupaciones ilícitas.

Ninguno de los detenidos reside en la misma zona donde cometieron el hecho. Residen en varias colonias de Santa Ana.

El jefe policial dijo que los ataques en contra de policías han sido mínimos en lo que va del año.

"En lo que respecta a este departamento (Santa Ana) los ataques que hemos tenido en contra de elementos policiales ha sido mínimas, tal vez son uno o dos en el año", dijo el jefe policial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación