Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capturan a mareros con armas de fuego adentro de un taller

Los sospechosos serán acusados de agrupaciones ilícitas y tenencia y portación ilegal de arma de fuego

Los capturados tenían armas calibre 9 milímetros con su respectiva munición. Algunas con silenciadores. Foto EDH /Omar Carbonero

Los capturados tenían armas calibre 9 milímetros con su respectiva munición. Algunas con silenciadores. Foto EDH /Omar Carbonero

Los capturados tenían armas calibre 9 milímetros con su respectiva munición. Algunas con silenciadores. Foto EDH /Omar Carbonero

Un grupo de pandilleros de la 18 que se encontraban en el interior de un taller situado en la 12a. Calle Poniente entre la 25a y 27a Avenida Sur, en San Salvador, fueron detenidos ayer las 2:30 de la tarde por las unidades especializadas de la Policía.

Un jefe policial que lideraba el procedimiento, detalló que una patrulla de la unidad Halcones, que circulaba por la zona, se percató de la presencia de dos sujetos sospechosos que se encontraban a varias cuadras del negocio.

Cuando los agentes les realizaron la señal de alto para intervenirlos, los dos sospechosos corrieron y se ocultaron en el taller.

Sin embargo, los agentes lograron ver el lugar donde se habían escondido los dos pandilleros.

Los policías pidieron refuerzo de más policías y después de varios minutos, ingresaron al taller, encontrando a 14 sujetos más escondidos en varios lugares y vehículos.

Los investigadores intervinieron a los sospechosos y cinco de ellos, estaban armados con pistolas calibre 9 milímetros. Todas las armas tenían los cargadores completos y algunas de ellas, eran de buenas marcas. Los agentes les decomisaron siete celulares y otras pertenencias.

"Sospechamos que una de ellas ha sido robada recientemente, por su buen estado. El costo de esa pistola es muy alto y no creo que los pandilleros las compren. Además tiene adaptadores que sirven como silenciadores", detalló un investigador.

El oficial de la Policía indicó que en el procedimiento, también se decomisó un vehículo placas 102-322 color azul, tipo sedán. Además una motocicleta negra con póliza 4-988 provisional.

El jefe policial detalló que "en un principio se tenía la sospecha que los sujetos tenían secuestrados en el interior del negocio, a los propietarios y que luego los matarían".

Sin embargo, el dueño del taller no sé sintió ofendido y desmintió la información.

Uno de los detenidos se desligó de los demás sujetos y les explicó a los investigadores que él era el mecánico eléctrico del taller y no tenía nada que ver con las armas.

El detenido era el propietario del carro que fue decomisado por la Policía.

"Él es mi empleado y trabaja en el taller, para ver las fallas eléctricas de los carros", expresó el dueño del local, mientras los policías subían a los sujetos a las patrullas.

Hace varios días, una persona fue lesionada con arma de fuego en las inmediaciones de la zona donde ayer se realizó el procedimiento.

Sin embargo, el jefe policial dijo que no tenían conocimiento que uno de los detenidos haya participado en el referido hecho.

Los detenidos fueron remitidos por agrupaciones ilícitas y tenencia y portación ilegal de arma de fuego.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación