Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámaras delataron a 288 delincuentes

Capturas han sido, en su mayoría, por lesiones, robo de vehículos y portación ilegal de armas de fuego

El sistema de monitoreo de las principales calles de San Salvador y Santa Tecla se ha convertido en una herramienta que permite a las autoridades combatir la delincuencia. Sobre todo, la captura de los involucrados en delitos poco tiempo después de q

El sistema de monitoreo de las principales calles de San Salvador y Santa Tecla se ha convertido en una herramienta que permite a las autoridades combatir la delincuencia....

El sistema de monitoreo de las principales calles de San Salvador y Santa Tecla se ha convertido en una herramienta que permite a las autoridades combatir la delincuencia. Sobre todo, la captura de los involucrados en delitos poco tiempo después de que los han cometido. Foto EDH

Un total de 288 personas han sido detenidas desde 2011 a febrero de 2015 en San Salvador, con el apoyo de cámaras de videovigilancia, reveló un informe de la Oficina de Acceso a la Información Pública de la Policía Nacional Civil, a petición de El Diario de Hoy.

Con solo el hecho de saber que existen estas cámaras en determinada zona de la capital, la delincuencia reduce su actividad y el sector se vuelve más seguro, afirma la Policía.

Con las cámaras, la Policía realiza patrullajes virtuales que terminan en operativos reales en lugares donde están instaladas y que alertan de hechos delictivos.

En uno de los casos, las autoridades detuvieron a dos delincuentes pocos minutos después de haber asesinado a un vigilante en el mercado Central.

El crimen fue cometido el 9 de octubre del año pasado, cuando el vigilante Walter Jovel Ascencio, de 45 años, fue asesinado frente al edificio cinco.

Según la lectura que los agentes hicieron en el centro de monitoreo y la revisión posterior del video, grabado a la hora de los hechos, dos supuestos pandilleros con armas de fuego llegaron al lugar solo a dispararle al vigilante.

Las cámaras de videovigilancia instaladas en los contornos del mercado Central grabaron cuando los sujetos cometieron el asesinato.

En poco tiempo, el sistema alertó a agentes del 911, Antimotines, Seguridad Pública, del Grupo de Reacción Policial (GRP) y de Tránsito, quienes se movilizaron a la zona y cerraron todas las posibles salidas que los hechores podían tomar para escapar.

Como resultado, dos sospechosos fueron detenidos a pocas cuadras del hecho.

El más reciente caso ocurrió el 15 de abril, entre la calle 29 de Agosto y bulevar Arturo Castellanos, donde se cometió un doble homicidio.

En ese lugar tres sujetos con pistolas 9mm. le dieron persecución a un supuesto pandillero a quien minutos después le dispararon. Por matar al supuesto rival, los atacantes mataron a una señora de 50 años que esperaba el autobús en la zona.

Los cadáveres de las dos víctimas quedaron en el bulevar coronel Arturo Castellanos, a unos 200 metros el uno del otro.

Una subinspectora de la PNC que custodiaba la escena afirmó que las cámaras de videovigilancia en el sector habían filmado a los sujetos que cometieron el doble homicidio y facilitaron su ubicación.

Pero en esta ocasión las autoridades no tuvieron suerte, pues a pesar de movilizar patrullas al lugar de los hechos, los homicidas escaparon.

"Nosotros lo que buscamos (con las cámaras de videovigilancia) es colaborar con nuestras patrullas en el terreno cada vez que observamos algún movimiento sospechoso de algún vehículo o persona", afirmó la fuente.

En ese esfuerzo han recuperado 19 vehículos hurtados de estacionamientos públicos.

En el centro de monitoreo hay personal que de forma permanente observa el movimiento diario de las personas en los punto de mayor incidencia delictiva. Cada agente cuenta con una computadora, quienes además son reforzados por sendas pantallas en las que aprecian con más detalles los movimientos de personas y vehículos.

Los delitos, según la Policía, se registran en horas pico, en las que la población se moviliza de sus casas a sus trabajos o viceversa, entre 7:00 y 9:00 a.m., entre 11:00 a.m. y 1:00 p.m., así como entre 5:00 p.m. y 7:00 p.m. y de 10:00 a 11:00 p.m.

El 19 de diciembre del año pasado fue detenido un sujeto poco después de haber pagado 300 dólares con dinero falso y su captura fue posible gracias a las cámaras de videovigilancia instaladas en el centro capitalino.

A pesar de que el hombre se movilizaba en vehículo fue capturado por la Policía.

"Los tiempos de atención son variados, dependiendo del día, tráfico vehicular y zona de cobertura, así como recursos disponibles", indica el informante.

Sin embargo, el tiempo de respuesta con ambulancias del 911, en promedio en San Salvador, es de 23 minutos con 17 segundos.

Impulsan prevención

Pero desde el centro de monitoreo no solo se busca al delincuente sino también se previenen hechos delictivos para que haya menos víctimas.

Con las cámaras también se dan alertas a las patrullas para auxiliar a las víctimas que han resultado lesionadas, para que sean trasladadas al hospital más cercano. "El centro de monitoreo está conectado con el Sistema de Emergencias 911 pero además tenemos comunicación directa con cada una de las patrullas para alertarlas en tiempo real por radio, en caso de emergencias", dijo la fuente.

Con el apoyo de cámaras se han impedido privaciones de libertad o rapto de personas, además se han rescatado a víctimas de las manos de los delincuentes.

"Se han rastreado a delincuentes en las afueras de bancos que esperan la salida de usuarios para asaltarlos, pero han sido capturados gracias a las cámaras", dijo un subinspector.

"Somos una herramienta que utilizan nuestros investigadores, fiscales y jueces como pruebas en los diferentes procesos judiciales que se entablan contra los implicados. La mayoría de los involucrados en estos casos son hombres de entre 15 y 25 años, sobre todo en horas pico y en grupo de tres en adelante", detalló la fuente policial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación