Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caen mujeres con chips y droga

Las detenciones se realizaron este viernes por la mañana en el penal de Ciudad Barrios, San Miguel y en San Francisco Gotera en Morazán.

Mujeres detenidas por intentar ingresar chip y drogas en penales

Mujeres detenidas por intentar ingresar chip y drogas en penales | Foto por Cortesía Centros Penales

Mujeres detenidas por intentar ingresar chip y drogas en penales

Dos mujeres fueron sorprendidas este viernes en las entradas de los penales de Ciudad Barrio en San Miguel y San Francisco Gotera en Morazán  en su intento por ingresar ilícitos a los recintos.

Según la Dirección General de Centros Penales (DGCP), una de las implicadas fue identificada como  Iris Evelyn Martínez de Sandoval, quien fue descubierta en el momento que procuraba entrar 50 chips de teléfonos celulares de diversas compañías.

La mujer fue pillada por los guardias durante el control rutinario de ingresos y le encontraron los dispositivos en sus partes íntimas.
Martínez de Sandoval  se dirigía a visitar al interno Ovidio Alfredo Martínez en  su calidad de compañera de vida.

Sin embargo, en vez de encontrarse con su compañero sentimental fue puesta a la orden de las autoridades correspondientes.

Poco después, en el centro penitenciario de San Francisco Gotera, Morazán, fue sorprendida Ana Patricia Henríquez cuando intentaba ingresar un paquete de cocaína y cápsulas de sildenafil en sus partes íntimas.

Este último medicamento es prescrito para combatir la impotencia sexual masculina, pero su ingreso está prohibido en los penales, afirmaron las autoridades.

 La mujer se proponía visitar  al reo Roberto Dimas Cruz en su condición de compañera de vida. Henríquez fue puesta a la orden de las autoridades.

Estos casos se suman a otros que se han registrado en el transcurso de la semana, según autoridades.

Uno fue en contra del agente penitenciario del Centro Penal de Izalco en Sonsonate, quien también fue sorprendido al momento de  intentar  ingresar ilícitos.

El agente fue identificado como Raúl Arévalo Mendoza  quien según las autoridades llevaba  oculto en su ingle, un paquete con un celular y otros accesorios.

Arévalo Mendoza, al parecer aprovechó que regresaba de licencia  o descanso para cometer el ilícito, quien en vez de reincorporarse a sus labores se sumó a la lista de los  involucrados en el ingreso de objetos prohibidos a los penales y fue puesto  la disposición de la justicia.

Entre tanto, en el  Centro Penal de Usulután se detectó a un militar que llevaba oculto un celular.

El imputado fue identificado como Daniel de Jesús Claro Portillo quien según Centros Penales procuraba entrar  un celular en una bolsa del pantalón y fue descubierto cuando se dirigía a uno de los garitones.

Claro Portillo fue detectado al momento de hacer el relevo  de otro de sus compañeros.

Autoridades penitenciarias manifestaron que impulsan un plan para dar con una red de personas dedicadas a ingresar ilícitos a los diferentes centros penitenciarios del país. La red estaba conformada por cuatro soldados activos, un soldado que está interno en el Penal de Apanteos y cuatro pandilleros de la 18.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación