Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caen atacantes de puesto policial

Cuatro fueron arrestados la madrugada de este martes en Apopa y otros cuatro guardan prisión por otros delitos.

ctv-94b-chalate

Las detenciones de los cuatro supuestos pandilleros acusados de atacar el puesto policial de San Ignacio, Chalatenango, se registraron en Apopa | Foto por Fiscalia

La Unidad Antipandillas y Antihomicidios  de la Fiscalía ordenó las capturas de cuatro supuestos pandilleros que habrían participado en el ataque contra el puesto de Policía de San Ignacio, Chalatenango; y en el cual murió un agente policial.

El hecho se produjo el 7 de agosto en los momentos en los que el agente de la Policía Miguel Ángel Dolores Avelar Pérez se encontraba solo en el puesto, ya que sus compañeros habían salido a atender una supuesta emergencia.   Avelar Pérez fue atacado a balazos al ingresar varios individuos al puesto.

Además de las capturas de los cuatro sospechosos, las cuales se registraron en el sector de Valle Verde de Apopa, se les notificó a otros cuatro supuestos pandilleros de los nuevo cargos en su contra. Éstos últimos guardan prisión por otros delitos en el centro penal de Quezaltepeque, La Libertad; y en las bartolinas policiales.

Los supuestos pandilleros detenidos son: Carlos Enrique Martínez Martínez, Vilma Reina Hernández Alvarenga, Israel Antonio Vanegas Martínez, y Jhony Alexander Pérez Mejía.

A los que ya estaban detenidos y se les informó de las nuevos cargos, son: Francisco Miguel Mundo Castillo, Mario Joel López Leiva, Santos David Velásquez Guevara y José Gerson Merlos Ortíz.

Los ocho supuestos pandilleros enfrentarán cargos penales por los delitos de organizaciones terroristas, actos de terrorismo y el homicidio del agente Avelar Pérez.

El jefe de la unidad que investiga los homicidios y las pandillas de la Fiscalía Oscar Torres explicó que cuentan con las suficientes  evidencias para establecer que los ocho imputados planificaron y participaron en el ataque contra el agente dentro del puesto policial, lo que constituye un acto de terrorismo.

Sostuvo que los acusados llegaron en una motocicleta y un vehículo a la sede policial  para perpetrar el ataque. Aparentemente, éstos individuos habrían llamado al puesto para avisar de una falsa emergencia y sacar a los policías del puesto.

Torres explicó que el plan original de los detenidos era atacar un retén policial que con frecuencia era instalado sobre la carretera y en las proximidades del puesto de Policía. En esa oportunidad, los individuos iban a utilizar un camión cargado de arena, en la cual llevarían escondido un fusil y justo cuando pasaran por el retén iban a dispararles a los policías.

Sin embargo, los sujetos no contaban con que ese día no colocarían ningún retén policial, por lo que cambiaron de plan, explicó el fiscal.
Aunque no se ha podido establecer el móvil del ataque, Torres cree que los detenidos pretendían dar muestras de poder como organización terrorista, aparentemente para presionar a negociar con el Gobierno.

En los próximas días serán llevados a los tribunales de justicia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación