Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caen 361 mareros de MS y otras bandas en megarredada en EE.UU.

Antes detuvieron al salvadoreño Ángel Roberto Interiano en otra operación antipandillas

En las últimas semanas, las agencias federales de investigación de Estados Unidos han emprendido una ofensiva en contra de las pandillas. FOTO EDH

En las últimas semanas, las agencias federales de investigación de Estados Unidos han emprendido una ofensiva en contra de las pandillas. FOTO EDH

En las últimas semanas, las agencias federales de investigación de Estados Unidos han emprendido una ofensiva en contra de las pandillas. FOTO EDH

El salvadoreño Luis Ventura Guzmán, de 19 años y supuesto cabecilla de la mara Salvatrucha (MS-13), fue arrestado en Petersburg, Virginia, en el marco de una megarredada de pandilleros que hizo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) con el saldo de 361 integrantes de pandillas arrestados en toda esa nación.

Ventura Guzmán enfrentará a la justicia por asesinato agravado y por haber reingresado de forma ilegal a territorio estadounidense después de haber sido deportado de ese país.

Este es el segundo pandillero salvadoreño que es arrestado en las últimas semanas en el marco de una operación antipandillas dirigida por las agencias federales de investigación de Estados Unidos.

Ángel Roberto Interiano Calderón, apodado el Capo, un supuesto cabecilla de la MS-13, fue capturado en San Salvador por tener cuentas pendientes con la justicia salvadoreña al ser acusado de homicidio agravado, secuestro y pertenecer a pandilla.

La captura de Interiano Calderón se registró en medio de la operación antipandillas que impulsaron las autoridades del ICE en Guatemala, Honduras y El Salvador, entre el 20 y el 29 de julio pasado.

Esta operación regional dejó 207 pandilleros detenidos en los tres países y quienes enfrentan cargos criminales.

Operación Razor

La operación en la que arrestaron a Ventura Guzmán se registró entre el 15 de julio y 9 de agosto pasado, período en el cual capturaron a otros 361 personas por distintos hechos delictivos. La mayoría de los detenidos son pandilleros de la mara Salvatrucha (MS-13).

De los 361 arrestos realizados por las autoridades estadounidenses, se incluyeron 263 integrantes de distintas pandillas, de los cuales 158 eran de la MS-13, 43 integrantes de bandas criminales, en 71 ciudades de Estados Unidos.

Además fueron apresadas otras 84 personas con cargos criminales pendientes y 14 por haber violado las leyes de inmigración.

Del total de detenidos, 159 son estadounidenses, mientras que el resto proceden de 15 países, entre éstos El Salvador, Antigua y Barbuda, Brasil, Costa Rica, Cuba, Dominica, República Dominicana, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Perú, Trinidad y Tobago, y Estados Unidos.

Del total de detenidos, 323 son hombres y 38 son mujeres. Los cargos criminales que enfrentarán los detenidos son homicidio agravado, lesiones agravadas, posesión de armas de fuego, robo armado y agravado, agresión sexual, contacto indecente con menores de edad y secuestro, entre otros, según el ICE.

Además se incautaron durante la operación 28 armas de fuego, 9,94 kilogramos de marihuana, 122,8 gramos de cocaína, 771,50 gramos de heroína y 22,390 dólares.

La operación antipandillas denominada "Borde Proyecto Razor" (alambre de púas) sirvió para reforzar la seguridad nacional y eliminar las amenazas que representa la pandilla MS-13 para la seguridad pública del pueblo estadounidense.

El objetivo principal de la operación que fue liderada por la Unidad de Pandillas Nacional del Departamento de Investigación de la Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) es arrestar y procesar a los integrantes de la MS, así como a sus bandas rivales.

"Las operaciones de este tipo son especialmente gratificante para los hombres y mujeres de HSI, ya que saben de primera mano que están jugando un papel fundamental en la seguridad de la comunidad", dijo James Dinkins, director ejecutivo del HSI.

Un total de 25 oficinas de la HSI trabajaron con agencias de investigación locales, estatales y federales que hacen evaluaciones constantes de las amenazas de los integrantes de la MS-13 que cuentan con antecedentes penales, así como pandilleros extranjeros y los que gozan de libertad condicional en cada Estado.

De acuerdo con HSI, las pandillas callejeras transnacionales se involucran con frecuencia en el tráfico y la trata de personas; contrabando de narcóticos y distribución; robo de identidad y fraude en las prestaciones, el lavado de dinero y contrabando de dinero, el contrabando de armas y el tráfico de armas, delitos cibernéticos; violaciones de exportación y otros delitos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación