Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buseros pagan $34 Mlls. al año por extorsiones

Empresarios, motoristas y cobradores asesinados por pandilleros en los últimos años

El transporte público de pasajeros es uno de los sectores más acosados por las pandillas. Foto EDH/ Archivo

El transporte público de pasajeros es uno de los sectores más acosados por las pandillas. Foto EDH/ Archivo

El transporte público de pasajeros es uno de los sectores más acosados por las pandillas. Foto EDH/ Archivo

Los empresarios del transporte de pasajeros tienen pérdidas millonarias como consecuencia del acoso de delincuentes, quienes les exigen determinadas cantidades de dinero mes a mes como condición para que tanto ellos como sus empleados no sean blanco de ataques.

Según el presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), Genaro Ramírez, estimaciones conservadoras reflejan que los buseros de todo el país entregaron alrededor de 34 millones de dólares anuales a pandilleros por la extorsión, conocida popularmente como "renta".

Ramírez asegura que si a la suma entregada mensualmente, que en promedio es de $500, se le agrega lo que generalmente exigen los delincuentes a fin de año como "aguinaldo", que es una suma igual o mayor a la mensual, la suma total se incrementa considerablemente.

"El transporte colectivo ha sido y es el sector más afectado por la violencia que azota este país", no solo por la extorsión, sino también por los asesinatos de empleados y empresarios, asegura Ramírez.

Todo ese dinero que va a parar a manos de pandilleros impacta negativamente en el sostenimiento de las unidades. Por esta razón, de acuerdo con el presidente de la gremial de transportistas, "en los últimos cinco años ha quebrado un 35 % de los empresarios (que operan rutas) en el Gran San Salvador".

El presidente de AEAS se refirió también a los empleados y empresarios que han sido asesinados por los pandilleros, muchos de ellos por la exigencia de la "renta".

Ramírez sostuvo que en lo que va de 2015 han sido asesinados 36 personas vinculadas al transporte de pasajeros. Esto representa prácticamente la mitad de la cifra total correspondiente al año pasado, que fue de 70, según datos de la gremial de transporte.

Entre las personas asesinadas, vinculadas al sector, no solo ha habido motoristas, sino también transportistas, insiste Ramírez. Eso ha sido así no solo en lo que va de 2015, sino en los últimos seis años, lapso en que han empeorado los ataques contra el transporte colectivo.

Uno de los casos más recientes ocurrió el 28 de mayo. Esa día fue asesinado un motorista de la Ruta 108, que presta servicio entre San Juan Opico, de La Libertad, y San Salvador. Como consecuencia de ese ataque, la ruta suspendió el servicio; en demanda de mejores condiciones de seguridad para los empleados.

Fue precisamente en ese municipio donde el sábado anterior el presidente Salvador Sánchez Cerén dijo: "No estamos cruzados de brazos ante el problema de inseguridad, estamos impulsando una serie de medidas para combatirlo". Sánchez Cerén afirmó que "la inseguridad es un tema complejo" y que "no se resuelve de la noche a la mañana".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación