Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buscan a tres pescadores en La Herradura, La Paz

Los familiares piden que civiles y militares se unan a las labores de búsqueda en alta mar

Compañeros de pesca de los tres lancheros se preparan para laborar. Vea algunas de las imágenes de los familiares, quienes no han parado de buscarlos desde la semana anterior. Foto EDH / Douglas Urquilla

Compañeros de pesca de los tres lancheros se preparan para laborar. Vea algunas de las imágenes de los familiares, quienes no han parado de buscarlos desde la semana...

Compañeros de pesca de los tres lancheros se preparan para laborar. Vea algunas de las imágenes de los familiares, quienes no han parado de buscarlos desde la semana anterior. Foto EDH / Douglas Urquilla

Tres pescadores originarios del estero de San Luis La Herradura, en La Paz, se encuentran desaparecidos desde el jueves pasado, según lo confirmaron ayer sus familiares y compañeros de pesca.

Los desaparecidos han sido identificados como Juan Francisco Cornejo, de 36 años; José Ernesto Meléndez, de 48; y Mateo de Jesús Bermúdez, de 21.

Los tres salieron el martes pasado desde el estero y tenían planificado regresar el jueves, pero ese jueves fue la última vez que otros pescadores los vieron en alta mar y desde entonces no contestan los radios que utilizan para comunicarse ni sus celulares.

Ayer, desde tempranas horas, las esposas y madres de los pescadores llegaron al lugar desde donde zarparon sus parientes, pero hasta el cierre de esta nota, no tenían noticias alentadoras.

Ante la incertidumbre, las mujeres se abrazaban y consolaban entre ellas, mientras pedían ayuda a las autoridades para que intensificaran la búsqueda de sus parientes.

Milagro de Cornejo, esposa de uno de los lancheros, relató que entre los más preocupados está el hijo de ambos, de ocho años, quien desde el jueves le ha preguntado dónde está su padre.

Otra de las mujeres angustiadas es la esposa de Mateo de Jesús, quien es padre de una bebé de ocho meses.

Josefina Meléndez, madre de José Ernesto, el pescador de más años de experiencia, expresó entre lágrimas que tiene "fe en Dios que su esposo y compañeros pescadores se encuentran a salvo".

Las mujeres detallaron que ayer pagarían otras lanchas para que se sumen a la búsqueda de los pescadores.

"Los otros lancheros que andaban en otras lanchas en el mar los vieron el jueves y dicen que les dijeron que pescarían un rato más hasta el viernes en la mañana. Dicen que el mar estaba un poco fuerte y hacía mucho viento", comentó una pariente.

Compañeros de labores de los tres pescadores aseguraron que el mar estaba fuerte y habían corrientes muy largas y peligrosas.

"A lo mejor fueron arrastrados por las corrientes marinas. Es muy probable. Por la experiencia que tenemos eso pudo haber pasado", señaló un pescador de la zona.

Los han buscado hasta en el Golfo de Fonseca

Óscar Saavedra, propietario de la embarcación "Cindy Claribel", donde viajaban los trabajadores, fue la última persona con quien los pescadores tuvieron comunicación por radio el jueves de la semana pasada.

Saavedra relató que sus empleados salieron el martes y pretendían pescar pargos y tiburones a más de 40 o 50 millas náuticas (92 kilómetros mar adentro).

"Ellos iban preparados para pescar entre tres y cuatro días. A esta fecha ya se les acabó la comida, agua y otras provisiones. Lo más que pueden alcanzar los alimentos es un día más. Lo que me preocupa es que no contestan los radios o los teléfonos celulares. Acá estamos preocupados por ellos", dijo el lanchero.

Saavedra relató que la lancha mide 26 pies de largo (8 metros aproximadamente), tiene brújulas instaladas y un Sistema de Posicionamiento Satelital (GPS, por sus siglas en inglés) para ser ubicada.

"No la encontramos por ningún lado la embarcación. Ya la rastreamos por medio del satélite y no aparece. Es extraño que no regresen porque ellos son pescadores expertos en el mar", razonó con preocupación Saavedra.

El lanchero detalló que ayer pagó a un grupo de pescadores para que buscaran a sus trabajadores hasta 100 millas náuticas (unos 185 kilómetros), sin embargo, no hay rastros de ellos.

"Tengo a dos lanchas buscándolos por todos lados. Hemos recorrido hacia al sur más de 120 millas náuticas (277 kilómetros) y no hay rastros. Yo he gastado cerca de 5 mil 500 dólares en combustible. Ya no tengo más dinero. Me preocupa mucho la vida de ellos", señaló el pescador.

Los pescadores que buscan a sus colegas dicen que no han encontrado de los materiales de los lancheros y tampoco rastros de las redes que se tiran para agarrar el pescado.

Ayer, a las 9:00 de la mañana, salió una embarcación a buscarlos. Los pescadores detallaron que llevaban el doble de gasolina para llegar a otros lugares más lejanos.

Saavedra señaló que en la embarcación donde andan los colegas, tiene una hielera de poliuretano, lo que les permitiría flotar. Además tiene dos motores de 40 y 75 caballos de fuerza. Llevaban cerca de 160 galones de gasolina en ocho bidones.

Ayer los pescadores y familiares también pagaron varias horas de vuelo al propietario de una avioneta. El alcalde también pagó una hora de vuelo para aumentar el tiempo de búsqueda, dijeron las personas cercanas a los pescadores, quienes piden a las autoridades militares unirse a ayudar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación