Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El bulevar costó un total de $75.8 Mlls.

Los dos tramos de la carretera exprés costarían $46 millones en un inicio, pero luego de un calvario de inconvenientes el monto terminó siendo muchísimo mayor, sobre todo con los intereses por ser un préstamo.

Solo el tramo II del bulevar terminó costando un total de $55.6 millones al ser finalizado. Foto EDH / Archivo

Solo el tramo II del bulevar terminó costando un total de $55.6 millones al ser finalizado. Foto EDH / Archivo

Solo el tramo II del bulevar terminó costando un total de $55.6 millones al ser finalizado. Foto EDH / Archivo

l bulevar Diego de Holguín, sin duda, fue un dolor de cabeza para tres ministros, David Gutiérrez, Jorge Nieto y Gerson Martínez, no solo por los líos legales, sino por el monto final de la obra, que casi se duplicó.

Al primero se le complicó el proyecto, el segundo lo desenredó y el tercero logró concluirlo, con la diferencia de que tuvo que endeudar más al país para poder hacerlo.

A pesar de que las cifras oficiales dicen que la carretera costó cerca de 100 millones de dólares, documentos de Obras Públicas en poder de El Diario de Hoy señalan una historia diferente: costó en total 75 millones 835 mil 325.48 dólares.

Inicialmente, en la época de David Gutiérrez, la carretera fue adjudicada a dos empresas por 46 millones 38 mil 392.56 dólares. El tramo I fue adjudicado a M&S por $20 millones 773 mil 956.74 y el tramo II fue adjudicado a Copreca-Linares por $25 millones 652 mil 957.16. Sin embargo, el tramo II comenzó a tener problemas y se paralizó al incursionar en una área natural considerada como protegida.

Eso obligó a una disputa legal que terminó en un rediseño y en un arbitraje para reanudar la construcción con Copreca-Linares. El arbitraje fue a favor de la constructora por las obras paralizadas por $5 millones 47 mil 59, pero luego de varios meses no concluyó la carretera, por lo que Nieto le caducó el contrato a la constructora y le ejecutó las fianzas de garantía del proyecto.

El relevo de gobierno, ahora en manos del FMLN, puso al frente del MOP al contador Gerson Martínez, quien fracasó en su primera intención por licitar el proyecto, ya que ninguna empresa participó.

En un segundo intento, logró adjudicar el tramo II en dos secciones: la A a la empresa Disa -que está construyendo el tramo inicial del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss)-, por 17 millones 377 mil 535.23 de dólares, pero lo concluyó por $18 millones 484 mil 29.97, una diferencia de $1 millón 106 mil 494.74.

Mientras que el tramo B fue asignado a la empresa Omni por $14 millones 548 mil 23.03, pero se incrementó a $16 millones 312 mil 902.95.

Al final, el monto inicial para lo que fueron contratadas ambas empresas para el tramo II y sus dos secciones pasó de $31 millones 925 mil 558 a $34 millones 796 mil.

Ambas secciones tuvieron un incremento en el costo final, lo que significó un incremento de $2 millones 871 mil 374.66. Adicionalmente, el MOP eliminó para bajar costos varias obras, como las publicitadas plazas de la Transparencia y Democracia, así como un vitral de unos surcos precolombinos cerca de un puente que conecta con la colonia San Benito.

De acuerdo con los montos, el costo de la obra al final fue de 75 millones 835 mil 325.48 dólares: 20 millones en el tramo I, 15 millones a la empresa Copreca-Linares, 5 para el laudo arbitral, 18 para el tramo II A y 16 millones para el tramo II, sección B.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación