Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bobadilla en libertad, luego de ser condenado de asesinar a su novia

Cámara ordenó anular la sentencia de 26 años de cárcel a la que el joven  fue condenado

Jose Alejandro Bobadilla

José Alejandro Bobadilla, condenado en 2013 a 26 años y ocho meses de cárcel | Foto por EDH/Archivo

San Salvador 12 de Noviembre del 2012

La Cámara Segunda de lo Penal ordenó que se repita el juicio a José Alejandro Bobadilla, de 23 años, acusado de participar con otros familiares, en el homicidio de su novia Helene Stefany Arias Moreno.

Mientras tanto, Bobadilla podrá permanecer en libertad condicional.

El tribunal superior resolvió de esta manera después de que el entonces abogado defensor, Jorge Cóbar, apelara contra la condena de 26 años y ocho meses que le fue impuesta al acusado, en noviembre de 2013. 

Junto a Alejandro Bobadilla fueron juzgadas su tía, Andrea Bobadilla, y su madrastra Claudia de Bobadilla, quienes fueron sentenciadas a  40 años de cárcel.

Los magistrados de la Cámara declararon nula la sentencia condenatoria contra Bobadilla, al igual que el juicio, porque consideraron que no había coherencia ni fundamento en las pruebas contra él, según explicó el abogado Cóbar.

“La Cámara declara nula la sentencia en razón de los argumentos que se discutieron ese momento en el juicio: la narrativa histórica, elementos acusatorios, los explorados en el interrogatorio por los abogados, es en razón a esa fundamentación no consistente”, detalló Cóbar. 

Sin embargo, la instancia superior ordenó un nuevo juicio para Bobadilla, que estará a cargo del Tribunal 1° de Sentencia en San Salvador y que, a criterio del defensor, podría realizarse el próximo año, ya que primero,  el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla debe decretar la libertad del imputado. 

La Cámara decretó libertad de Bobadilla bajo las siguientes condiciones: la prohibición de  no salir del país, la obligación de presentarse cada ocho días al Tribunal  Primero de Sentencia de San Salvador y no cambiarse de domicilio, sin previa autorización. 

De acuerdo con Cóbar, el imputado, quien cumplía su condena en el penal de Mariona, podría quedar en libertad hoy o el lunes. 

El asesinato de Helene 
Helene Arias fue asesinada el 30 de octubre de 2012, luego de ser citada por la tía y la madrastra de su novio, con quien tenía dos años y medio de relación, a un centro comercial ubicado en Antiguo Cuscatlán. 

De acuerdo con las autoridades, Claudia, la tía de Bobadilla, hizo creer a Helene que el encuentro era para pagarle $1,000 que ella debía a su madre. 

Pero la dos imputadas se llevaron a la joven en una camioneta hasta la casa de Andrea, ubicada en Quintas de Gratamira, en San Juan Opico, La Libertad, lugar donde la asesinaron y luego sepultaron en un pozo que habían cavado 15 días antes, en el jardín de la misma casa. 

De acuerdo a las evidencias encontradas por las autoridades, Alejandro sabía sobre la reunión de Helene con sus parientes, pero cuando los padres de Helene la daban por desaparecida, él ocultó la información. 

Durante el juicio, en noviembre de 2013, el Juez leyó el informe de autopsia que habían practicado a la víctima, en el que se establecía que esta había sido asesinada de forma cruel, porque las imputadas prolongaron su sufrimiento e hicieron uso excesivo de la fuerza. 

Las autoridades también manifestaron que tanto  Claudia como Andrea,  intentaron asfixiarla con un lazo y como no le dieron muerte de esa forma, la golpearon con un martillo en su rostro y en la cabeza.
 
Por si fuese poco, las acusadas le realizaron a Helene heridas con arma blanca. 

Los forenses encontraron una uña incrustada en el pecho de la víctima, también un mechón de cabello en sus manos, señal que establece que  la joven habría luchado por  su vida.

Aunque el padre Bobadilla estuvo acusado en un momento, quedó en libertad cuando inició el proceso judicial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación