Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Autoridades ya tenían indicios de la masacre

Contaban con información de inteligencia de que algo ocurriría en el penal el fin de semana. Fiscal general dice que ya la había trasladado al director de la Policía Nacional Civil

Penal de Quezaltepeque

La Fuerza Armada colabora en las tareas de seguridad en el perímetro del penal de Quezaltepeque, donde el sábado mataron a 14 pandilleros | Foto por Jaime Anaya

La Fuerza Armada colabora en las tareas de seguridad en el perímetro del penal de Quezaltepeque, donde el sábado mataron a 14 pandilleros

A pesar de que las autoridades tenía información de que algo grave ocurriría en el penal de Quezaltepeque, La Libertad, no pudieron evitar la masacre de 14 pandilleros de la 18 Revolucionarios el sábado anterior, en una supuesta purga interna.

“Sabíamos lo que se dice en los penales que habría una purga. Hemos estado alerta por eso”, sostuvo el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, durante una rueda informativa realizada ayer.

La noche del sábado, el fiscal general Luis Martínez, dijo lo mismo que Lara en una entrevista telefónica en un canal de televisión. 

Aseguró que ya sabían de que algo sucedería el fin de semana y que alertó al director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, sobre esa situación.

Al preguntar al ministro Lara sobre la afirmación del fiscal general, dijo que había sostenido pláticas con él y realizado “algunos intercambios (de información) con el director de la Policía”.

Además, dijo que desde el pasado 22 de agosto fueron suspendidas las licencias para oficiales de la Policía, aunque no profundizó si la medida obedecía a que ya se tenía conocimiento sobre lo que supuestamente iba a suceder en el presidio, según la información de inteligencia con la que contaban.

Lara fue muy impreciso al explicar sobre lo sucedido y se limitó a decir que esas conversaciones con el director de la Policía fueron “sobre varios temas importantes que están trabajando y el tema de la inteligencia, precisamente en este caso (asesinato de reos dentro de penal de Quezaltepeque)”. 

Sobre la manera en que habrían matado a los pandilleros, el ministro sostuvo que “todo lo hicieron de una manera altamente silenciosa, en el transcurso del día (sábado) todo estaba aparentemente con normalidad”.

“Yo creería que no es lo mejor hacer una descripción de cómo fueron asesinados, creo que basta con ampliar que han sido asesinados y que uno de los indicios principales es la purga interna”, dijo.

Por su parte, el director de Centros Penales, Rodil Hernández, dijo que “la mayoría de los que fueron asesinados no pertenecen a una línea de mando (cabecillas) dentro de la pandilla, la mayoría de ellos son personas de bajo nivel (dentro de la estructura)”. 

También señaló que la mayoría de los reos que murieron estaban procesados y otros ya purgaban una condena. Pero, no detalló de cuántos estaban en cada condición judicial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación