Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Atentados buscan desmoralizar a policías y militares"

Rodrigo Ávila, exdirector de la Policía y diputado electo a la Asamblea Cree que las pandillas tienen intenciones de crecer con sus acciones criminales y por eso tratan de golpear a las autoridades.

El exdirector de la Policía y diputado electo a la próxima legislatura, Rodrigo Ávila, consideró que la actual situación de violencia que se vive en el país, en especial el aumento de ataques a policías y militares por parte de las pandillas, buscan mandar un mensaje de poder y tratar de desmoralizar a las autoridades para fortalecer sus acciones delictivas.

"Hemos visto una reacción (de parte de las pandillas), hemos visto que un mensaje con el que están tratando de desmoralizar a los elementos de la Fuerza Armada y a los de la Policía, como desde hace tiempo desmoralizaron a los que trabajan en los Centros Penales, comenzando con los custodios, y eso les permite hacer lo que ellos quieren dentro de los mismos", dijo Ávila, quien agregó que las intenciones de esos grupos ilegales es "ganar más territorios para fortalecer sus acciones delictivas, porque a diferencia de una guerrilla que durante un conflicto está acantonada en las montañas o lugares aislados, estos criminales controlan sectores donde residen miembros de las instituciones del gobierno".

Señaló que es la cuarta ocasión en que las pandillas recrudecen los atentados contra policías y militares en el último año, después de enfrentamientos con integrantes de la Policía y del Ejército.

Recordó los enfrentamientos con policías y soldados en los que murieron seis pandilleros en las afueras de Santiago Nonualco y otros ocho mareros que perdieron la vida en un tiroteo con agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP) en San José Villanueva.

Días después de esos tiroteos, las pandillas aumentaron los ataques contra policías en la zona de San Juan Opico y en Zacatecoluca, en represalia por las muertes de sus cómplices.

"Estas reacciones son parte de una acción deliberada, articulada y planificada, muchos de los que cometen todos estos ataques andan drogados y con la línea (orden) que les dan desde los penales, de inmediato se ponen a atacar y hacer cualquier tipo de cosas".

Ávila cree importante que el gobierno ya no debe de considerar a las pandillas como grupos de jóvenes excluidos, sino más bien como estructuras del crimen organizado.

En ese sentido, Ávila cree necesario que estos grupos sean erradicados de las comunidades para que el Estado pueda "recuperar" esos territorios y promover un plan nacional de desmovilización de expandilleros que no hayan tenido problemas con la justicia.

"Hay que disminuirle la fuerza potencial que tienen estos grupos criminales, esa capacidad instalada que ellos tienen de soltar en cualquier momento altos niveles de violencia o soltar en cualquier momento a discreción una embate contra la sociedad", dijo Ávila.

Agregó que "hay que tener mejores sistemas de contención de estos grupos criminales y el primer lugar donde se tiene que contener el embate es en los penales, a los cabecillas que están ordenando estas acciones criminales".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación