Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Ataques a las autoridades son fichas de negociación"

Carlos Ponce, criminólogo y experto en Ciencias PolicíacasConsidera que las pandillas, con este tipo de hechos, buscan presionar al gobierno para seguir negociando con el Ejecutivo.

El criminólogo y articulista de El Diario de Hoy Carlos Ponce considera que el recrudecimiento de los ataques contra policías y soldados por parte de las pandillas es una "consecuencia directa de la negociación propiciada por el gobierno de Mauricio Funes" con esos grupos ilegales.

Señala que, por el momento, "no existen indicios que den una muestra inequívoca de que el Gobierno haya abandonado la negociación".

Considera que "la contraparte oficial en ese pacto convirtió este tipo de hechos (atentados contra policías, soldados y custodios penitenciarios) en una de las principales fichas de negociación en el marco de la interacción que se entabló con los cabecillas de las pandillas".

Agrega que, "lógicamente, cualquier intención pandillera por recalibrar o reanudar su posición de negociación implicaría, después de esto, ejecutar o amenazar con la comisión de asesinatos en contra de policías y militares".

Señala, además, que se está en una situación similar o igual a la que se vivió cuando se fraguó la tregua entre las dos pandillas y que llevó a entablar al gobierno anterior a una "negociación con las pandillas".

Señala que los últimos incidentes criminales graves que se han registrado en las últimas semanas, como los ataques contra policías y soldados, "han alimentado un pánico colectivo que hace que la gente pida a gritos medidas excesivamente represivas".

Y precisamente ese temor generalizado que siente la población ante la incontrolable escalada de violencia ha permitido al gobierno actual, según Ponce, " explotar ese sentimiento y proponiendo estrategias que otorgarán mayor poder a los cuerpos de seguridad que no tendrá efecto alguno sobre las estructuras delictuales, pero sí puede ser utilizado con mucha efectividad contra la ciudadanía honesta", al referirse a los batallones de reacción inmediata contra las pandillas que ha propuesto el gobierno.

En ese sentido, Ponce considera que las pandillas son organizaciones criminales complejas que no serán debilitadas tan fácilmente por los "Batallones de Reacción Inmediata o Batallones de Limpieza".

La desarticulación de las pandillas solo será posible, según el criminólogo, si transforma su abordaje al crimen en uno más analítico, en el que "el trabajo de inteligencia y de investigaciones sea de carácter central, para lograr determinar los golpes que incapacitarán de forma permanente la capacidad de operación de estas estructuras criminales".

Con relación al regreso de los más de 50 cabecillas de las pandillas al penal de máxima seguridad conocido como Zacatraz; Ponce lo considera como un paso en la dirección correcta, aunque la medida no haya sido impulsada por el gobierno central, pero lo que cree que es peor aún, es que el "Ejecutivo haya obstaculizado la primer requisa de la Fiscalía", para, días después, encontrar una veintena de televisores plasma y otros equipos electrónicos al interior del presidio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación