Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Atacan a un cobrador de microbús de Ruta 38-E en Apopa

Dos pandilleros de la Máquina fueron arrestados tras el ataque

El cobrador fue atacado en este microbús. Foto EDH / Jaime Anaya

El cobrador fue atacado en este microbús. Foto EDH / Jaime Anaya

El cobrador fue atacado en este microbús. Foto EDH / Jaime Anaya

Dos supuestos pandilleros de la mara Máquina atacaron ayer a balazos a Edwin Antonio Cruz Morán, de 27 años, cuando estaba trabajando como cobrador de un microbús de la Ruta 38-E, que hace su recorrido entre Apopa y San Salvador.

A los delincuentes no les importó dispararle a la víctima frente a decenas de testigos que iban a bordo de la unidad. El motorista del microbús llevó a su compañero gravemente lesionado hacia la sede de Cruz Roja en Apopa, pero murió antes de recibir asistencia médica.

El personal de la institución de socorro informó que Cruz presentaba lesiones de bala en el tórax y brazos.

El ataque fue cometido cuando el automotor circulaba en la colonia Chintuc II, frente al pasaje Nejapa. Según las autoridades, en ese lugar es donde abordaron el vehículo los homicidas.

La Policía realizó un operativo de búsqueda de los atacantes del cobrador y lograron capturar a Mauricio Daniel Navarro, alias El Taco y a Vladimir Arturo Berríos, apodado El Abuelo, quien se presume es el cabecilla de la mara Máquina.

El jueves pasado, el motorista de un microbús de la Ruta A-1, que hace su recorrido entre Cuyultitán, en La Paz, y el centro de San Salvador también fue atacado a balazos mientras llevaba pasajeros.

El ataque se registró en la comunidad Modelo III, en el desvío hacia la carretera al aeropuerto Internacional de San Salvador.

En otro hecho de violencia, minutos antes de que el cobrador de la Ruta 38-E fuera ultimado, un adolescente de 16 años fue asesinado en el mismo municipio, en el kilómetro 14 de la carretera Troncal del Norte, en la colonia San Nicolás.

La víctima, de nombre Iván Modesto R., residía en la colonia Santa Bárbara, cerca de donde lo asesinaron.

Parientes del joven dijeron que minutos antes de ser asesinado él recibió una llamada telefónica donde le pedían que saliera de la casa. Cuando llegó a la calle, dos sujetos le dispararon desde una moto.

Los dolientes dijeron desconocer si Iván Modesto tenía problemas con alguien o si pertenecía a alguna mara . Las autoridades descartaron que tuviera tatuajes.

El muchacho, supuestamente, trabajaba como empacador en una empresa de alimentos situada en Soyapango, indicaron agentes.

La Policía no descartó que el crimen haya sido cometido por la disputa de territorio que hacen las pandillas, pues él vivía en una zona donde opera la mara Máquina y lo mataron en una donde delinque la mara Salvatrucha.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación