Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinatos saturan a forenses

Hasta el miércoles se contaban 411 homicidios

Asesinatos saturan a forenses

Asesinatos saturan a forenses

Asesinatos saturan a forenses

El desmesurado incremento de homicidios (21 por día en promedio) registrado en las últimas semanas ha saturado al Instituto de Medicina Legal, al grado que ayer los siete directores regionales del país estaban reunidos en San Salvador para buscar alternativas viales a la emergencia.

Estadísticas de la institución forense registran 411 homicidios del 1 al 19 de mayo, lo que refleja un promedio de 21 muertes por día.

San Salvador con 113 muertos, La Libertad con 56, Usulután con 52 y La Paz con 42 figuran como los departamentos más violentos.

Los días con más asesinatos de mayo han sido, el 17 con 33 homicidios, 18 y 19 cada uno 30 muertes.

Comparado con abril, en que se dieron 421 asesinatos, mayo se proyecta que cerrará con más de 500 casos.

Sin embargo, abril de este año produjo 137 homicidios más que el mismo mes del año pasado en que hubo 284. Entre tanto mayo de 2014 registró 400 muertos, reveló el director de Medicina Legal, José Miguel Fortín Magaña.

El incremento de homicidios repercute en la capacidad instalada de la institución y en su personal, pues la cifra de homicidios se triplica si se suman las demás muertes que se reportan en el día y que la institución forense por orden de la Fiscalía debe realizarles la autopsia.

Si hay 21 muertos por día, la cifra real de autopsia podría rondar los 60 muertos en promedio por día, pues por ley se deben hacer autopsias al cien por ciento de las muertes violentas y adicionalmente los casos sospechosos y malapraxis.

De la totalidad de hechos violentos, 93.7 por ciento son en perjuicio de hombres y 6.3 en contra de mujeres. Además un 80 por ciento de las personas están siendo asesinadas con arma de fuego, dijo el director.

Cada equipo forense tarda tres horas en promedio para realizar una autopsia, que es el examen preliminar. Un equipo forense está integrado por un forense, un auxiliar, un técnico en Rayos X y un técnico en enfermería entre otros.

Pero el trabajo investigativo no termina con la autopsia preliminar, pues esta sirve para elaborar un informe preliminar de la causa de muerte de la víctima, la cual se deberá fundamentar con otros estudios que requieren de especialistas como patólogos, toxicólogos y genetista, cada uno replica sus resultados que más tarde son entregados a la Fiscalía para documentar los procesos judiciales o investigar a los sospechosos.

En total en las investigaciones forenses trabajan unos 20 expertos, explicó el psiquiatra Fortín Magaña en relación con el auge de hechos por día.

"El promedio por semana ya superó los 21 asesinatos por día, la semana pasada estábamos en 20 muertos", afirmó el especialista.

El incremento de los homicidios está retrasando la entrega de los cadáveres a los familiares.

Para paliar un poco esta crisis, la Corte Suprema de Justicia tiene en proceso contratar más forense y personal auxiliar para satisfacer la demanda. Por de pronto, la institución ha tenido que ampliar sus horario de trabajo a horas nocturnas.

El oriente del país es el más golpeado por esta vorágine, dijo el director de Medicina Legal.

El miércoles anterior los hechos rebasaron los límites de la capacidad de la regional de Medicina Legal en Usulután, de tal manera, que San Salvador y San Miguel tuvieron que apoyar con más personal: más médicos forenses y con las morgues móviles recién equipadas.

Fortín Magaña, explicó que el miércoles la morgue de Usulután amaneció con rezago de cadáveres que no se habían procesado o se les había hecho la autopsia. Seis familias tuvieron que esperar casi 48 horas para retirar los restos de sus parientes. La situación se complicó porque el día siguiente continuó violento y los cadáveres en la morgue aumentaron por encima de lo normal.

La capacidad de la morgue de Usulután es para procesar tres cadáveres y con esta alza de homicidios, la cifra se disparó a más de 13 cadáveres por día.

Para ayudarles a salir con los compromisos con familiares, la sede central envió tres toldos a Usulután para que los parientes no esperaran bajo el sol.

Esta realidad contrasta con los pronósticos de la institución. "En un país que tiende a ser cada vez más violentos, Medicina Legal no puede hacer proyecciones sobre cuánto más personal debe tener", aseguró Fortín.

El problema, es que según la Ley, la institución forense deberá ofrecer el cien por ciento de sus servicios en los homicidios.

Descontento de sindicato

Pero aún con la obligación, algunos médicos sindicalizados casi secuestran a la doctora que la regional de San Miguel había enviado para apoyar a sus colegas de Usulután, dijo Fortín Magaña.

"Este fue un hecho casi de terrorismo porque no querrían que personal de otras sedes fuera a Usulután a apoyar a sus colegas, no quieren entender que Medicina Legal es una y trabaja para el pueblo, y si se requiere más en Usulután se debe ir a apoyar", afirmó.

Según el director, la proyección de la institución forense resultó todo lo contrario en mayo, pues consideraba que conforme transcurriera y finalizara mayo, los asesinatos se estabilizarían o disminuirían.

Sin embargo, la tendencia de alza al homicidio desde mediados de abril y con este repunte, mayo sería el tercer mes después de la posguerra civil más violento que ha sufrido el país.

A juicio del director Fortín Magaña esta tendencia al alza de homicidio, ya tiene más de seis meses y ya era de esperar porque a mayor contundencia del gobierno más reacción de las pandillas.

"Hay que decirlo que este gobierno ha actuado con más contundencia que el gobierno anterior y en ese sentido los pandilleros están respondiendo con más agresividad, no se podía esperar algo diferente", reiteró.

El director rechazó la postura de las autoridades de Seguridad Pública, quienes han afirmado que los pandilleros han incrementado su actuar delictivo por los actos de beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, aprovechando la atención internacional en el país.

A juicio del psiquiatra forense, esa es una aseveración demasiado caída de los cabellos, El Salvador es un país que ha permanecido bajo la lupa de la prensa internacional desde hace bastante tiempo.

Si por el acto religioso las maras aumentarían los homicidios, habría que pensar que las maras tienen una estructura militar totalmente definida, como comandante, coroneles y generales, que luego de los actos religiosos debería disminuir después de la beatificación y más bien, han dicho que va incrementar sus hechos de violencia.

"No hay suficientes elementos criminológicos para aseverar esto, y no deja de ser más que una elocución romántica de alguna personas", estimó.

El problema de la violencia en el país, no es solo de pandillas, sino que estas se están reestructurando o están ingresando más personas a estos grupos.

En cuanto a los batallones de limpieza que han entrado a funcionar en Aguilares, es una esperanza que el gobierno le está dando al pueblo, una medida que debe de acompañar sede otras para que den resultado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación