Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinatos contra policías superan cifra con la que cerró 2014

Hasta el 5 de agosto, las pandillas ultimaron a 41 agentes de diferentes unidades.  El año pasado cerró con 39 víctimas, según la PNC

Entierran agente en San Juan Opico

El sargento José Mario Gómez fue enterrado, ayer por la mañana, en el cementerio de San Juan Opico. Fue asesinado el martes, en San Matías. | Foto por Cortesía

el sargento José Mario Gómez, quien fue enterrado, ayer por la mañana, en el cementerio de San Juan Opico.

El asesinato de cuatro miembros de la Policía Nacional Civil, entre la mañana del martes y la noche del miércoles, elevó a 41 el número de agentes ultimados por pandilleros en lo que va del año.
Los registros de la corporación reflejan que, el pasado 4 de agosto, se superó la cifra de policías asesinados con la que cerró  el 2014, cuando hubo 39 víctimas.
La tarde del miércoles, fue sepultado el agente José David Rivera Villalobos, quien fue asesinado, el martes, en  el barrio Santa Lucía, de San Matías, La Libertad.
Junto a él perdió la vida, en cumplimiento del deber, el sargento José Mario Gómez, quien fue enterrado, ayer por la mañana, en el cementerio de San Juan Opico.
Las víctimas fueron emboscadas por pandilleros, quienes minutos antes habían llamado a la sede policial para reportar una supuesta emergencia.
Rivera, Gómez y otro agente llegaron a la zona a verificar la información pero fueron atacados a balazos por varios  delincuentes. 
El primer policía murió en la escena, el otro mientras era trasladado a un hospital y el tercero sobrevivió al ataque y se está recuperando.
El miércoles, mientras los dolientes y compañeros de los policías se preparaban para hacerles honras fúnebres, la institución sufrió otra baja: un agente del Grupo de Reacción Policial (GRP) fue ultimado a tiros en La Paz.
José Marvin Ortiz Herrera, quien tenía 15 años de pertenecer al grupo elite, fue lesionado de bala por pandilleros durante un operativo que se hacía en el cantón El Lazareto, de Santa María Ostuma.
De acuerdo a las autoridades, el GRP fue desplegado en la zona tras recibir información de que varios pandilleros de la 18 revolucionarios se movilizaban fuertemente armados el sector.
Horas después del asesinato de Ortiz, otro policía destacado en la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO)  fue atacado por tres pandilleros en Ayutuxtepeque.
El agente se defendió y mató a los delincuentes. Sin embargo, él también resultó herido de muerte. 
El director general de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, señaló ayer que la muerte de los agentes es “el sacrificio más grande que la Policía ha hecho” en su tarea de por mantener la seguridad pública en el país.
El funcionario asegura que los ataques de las pandillas contra los miembros de la corporación son en represalias por el trabajo que se están haciendo  para combatir la criminalidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación