Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinato contra chofer y cobrador golpea otra vez a San José Villanueva

Tras el ataque, la Ruta 151 está en paro de labores. Algunas escuelas suspendieron las clases. Comerciantes están agobiados por la extorsión

Dos pandilleros que fingieron ser pasajeros mataron a Nelson García y a Douglas Calderón cuando hacían su primer recorrido del día. Fotos EDH / Douglas Urquilla

Dos pandilleros que fingieron ser pasajeros mataron a Nelson García y a Douglas Calderón cuando hacían su primer recorrido del día. Fotos EDH / Douglas Urquilla

Dos pandilleros que fingieron ser pasajeros mataron a Nelson García y a Douglas Calderón cuando hacían su primer recorrido del día. Fotos EDH / Douglas Urquilla

Una nueva racha de violencia se cobró la vida de al menos 12 personas, entre la noche del martes y ayer, según los registros de las autoridades.

Entre las víctimas se cuenta a un motorista y un cobrador de la Ruta 151, en San José Villanueva, La Libertad.

A estas muertes se suman las de cuatro hombres: uno de ellos fue hallado en un río del mismo municipio; otro, dentro de un saco, en Ilopango, y dos más estaban semienterrados en La Unión.

Mientras que en Chalchuapa, Santa Ana, fue ultimado el dueño de una pupusería.

Con el atentado de ayer contra los dos empleados de la Ruta 151, en San José Villanueva, se agudizó la zozobra en la que viven los pobladores por el acoso de las pandillas.

Nelson García Turcios, de 48 años, y Douglas Calderón, de 17, salieron del punto de buses, a las 5:00 de la mañana, con el primer viaje del día.

Cinco cuadras después, a un costado de la alcaldía, dos sujetos que fingieron ser pasajeros se acercaron a los empleados y les dispararon.

Cuando el motorista fue herido, perdió el control de la unidad y se estrelló contra un poste del tendido eléctrico.

Algunos testigos relataron a la Policía que los delincuentes huyeron con rumbo al cantón El Jobo, un lugar altamente asediado por una pandilla, según varios habitantes.

Las autoridades se negaron a revelar detalles del hecho, mientras que el alcalde Pedro Durán señaló que tenía información que hacía sospechar que el ataque no estaba relacionado con las extorsiones.

"El cantón El Jobo está inundado de pandilleros de la 18 y para ellos toda persona que no viva ahí es considerada parte de la mara rival" aseveró sigilosamente un poblador.

Otras personas que dijeron conocer a las víctimas manifestaron que eran personas decentes y trabajadoras. Calderón, según las fuentes, laboraba como cobrador por la mañana e iba a la escuela por la tarde.

Se desconoce si alguno de los dos hombres, quienes eran parientes, había sido amenazado o si tenían problemas con grupos delictivos.

Tras el hecho, los empleados de la única ruta que da el servicio en el municipio iniciaron un paro de labores indefinido. Según la municipalidad, unas 6 mil personas viajan a diario en esa ruta, por lo que tuvieron dificultades para transportarse.

Personas particulares y la alcaldía pusieron a disposición algunos vehículos para dar el servicio de manera informal, pero no dieron abasto.

Debido al doble homicidio y y a la escasez de medios de transporte, varios centros educativos de la zona suspendieron las clases.

Horas después de este hecho violento, en el mismo municipio, fue localizado el cadáver de un hombre en el río San Antonio, cerca de un complejo habitacional. La víctima no fue identificada.

Pobladores piden efectividad policial

"Uno por salir a buscar la vida, lo que halla es la muerte", fue como resumió un habitante de San José Villanueva el problema de inseguridad en el que viven, mientras veían a las autoridades procesar la escena del doble asesinato.

Por su parte, el edil aseguró que en 2014 hubo ahí más de 30 asesinatos y eso colocó al municipio en una "situación de vulnerabilidad".

Durán dijo que desde julio pasado —tras los asesinatos de un atleta de olimpiadas especiales y dos hermanos karatecas— sigue esperando el ofrecimiento que le hicieron el ministro de Justicia y el director de la Policía de aplicar un plan de seguridad y mejorar el trabajo policial.

"Ya basta de tanta reunión y más acción. La gente está cansada de tanta violencia. Nos damos cuenta cada día que (los funcionarios) voluntad de hacer las cosas no tienen ", expresó Durán.

Hallan cadáveres de dos hombres en La Unión

Dos hombres fueron encontrados muertos y semienterrados en una fosa clandestina, en el caserío El Achiote, cantón Terrero, en Anamorós, La Unión.

El hallazgo fue la noche del martes, según la Fiscalía. Las víctimas —quienes tenían entre 5 y 8 días de asesinadas— estaban en estado de descompuesto y presentaban heridas de arma blanca.

Asimismo, ayer por la tarde, el cadáver de otro hombre fue hallado dentro de un saco, en la carretera de Oro, cerca del puente Las Cañas, en Ilopango. No fue identificado.

En otro hecho, Noé Hernández González, de 32 años, fue ultimado a balazos en el caserío Los Tubos, del cantón Jalponga, en Santiago Nonualco, La Paz.

Simultáneamente, el Ministerio Público informó en su cuenta de Twitter que otra persona fue asesinada en la colonia Santa Rosa, en Zacatecoluca. Horas antes, una mujer de la que se desconoce el nombre también fue ultimada en el mismo municipio.

Acribillan a propietario de una pupusería

Élmer Alfonso Amaya Arévalo, de 43 años, fue lesionado de bala en una pupusería situada en el centro de Chalchuapa, Santa Ana.

El ataque lo cometieron, como a las 8:30 p.m., del martes, dos sujetos que llegaron el negocio en una motocicleta.

La Policía auxilió a la víctima pero murió cuando la trasladaban a un hospital.

La Fiscalía informó que Amaya era propietario del negocio. No reveló cuál fue el móvil del atentado. Casi a la misma hora, dos adolescentes que estaban en un negocio de comida fueron atacados a tiros en el bulevar San Bartolo, Ilopango. Uno de los jóvenes murió y el otro resultó herido.

Ayer, la Fiscalía reportó un homicidio en el kilómetro 88 de la carretera a Metalío, en Acajutla, Sonsonate. La víctima no fue identificada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación