Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a una persona frente a un garitón militar en La Unión

La víctima trabajaba en una casa comercial de Usulután

Agentes investigan homicidio en La Unión. Foto EDH / Insy Mendoza

Agentes investigan homicidio en La Unión. Foto EDH / Insy Mendoza

Agentes investigan homicidio en La Unión. Foto EDH / Insy Mendoza

Un asesinato se registró ayer frente a uno de los garitones del destacamento militar número tres, en La Unión, sin que los militares ahí destacados movieran un solo dedo para impedir el hecho o, en su defecto, capturar a los sospechosos.

El homicidio ocurrió después del mediodía, en la ruta militar, cerca de la zona del baipás, a unos 100 metros de la entrada principal de la guarnición militar.

La víctima fue identificada como Santiago Ulises Díaz, quien, según primeras investigaciones de la Fiscalía, era empleado de una casa comercial de Santiago de María, Usulután.

La Fiscalía informó que el joven fue atacado cuando regresaba de Las Tunas, La Unión, de entregar unos electrodomésticos vendidos.

De acuerdo con las autoridades, la víctima y otras dos personas viajaban en el pick up doble cabina placas P-264-584.

Testigos relataron que en el interior del vehículo se observó un forcejeo y el automotor se movilizaba en condición de frenado. La versión fue corroborada por las autoridades durante la inspección, en la que se apreció varios frenazos con rastros de llantas quemadas en el pavimento.

Segundos más tarde, dos sujetos bajaron por la fuerza a la víctima y en el piso le asestaron varios disparos en diferentes partes del cuerpo.

Todo esto ocurría ante la vista de los soldados que estaban en los garitones de la sede militar, insistieron los testigos.

Inmediatamente, los dos sujetos que habían arremetido contra Díaz huyeron por unos matorrales del sector, sin que ningún soldado hiciera el mínimo esfuerzo por perseguirlos.

Trascendió que el vehículo en el que minutos antes habían raptado a Díaz era propiedad de la comercial para la que él trabajaba.

En el procesamiento de la escena, las autoridades no lograron precisar el lugar donde los dos sujetos armados interceptaron a su víctima y tomaron el control del vehículo que Díaz manejaba.

Ayer, las autoridades policiales y fiscales no habían precisado el móvil de este asesinato, sin embargo, sostuvieron que el cadáver de Díaz presentaba tatuajes alusivos a la pandilla 18, por lo que no descartaron que ello habría motivado el crimen.

El 24 de agosto del año recién pasado, soldados de la Tercera Brigada de Infantería en San Miguel capturaron a tres pandilleros que habían secuestrado a un taxista.

El conductor, para llamar la atención de los militares y contar con su auxilio, estrelló su vehículo en el portón del cuartel.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación