Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a un testigo en la Troncal del Norte

La Policía sostuvo que el joven fue ultimado para callarlo por otro caso Un vigilante y un panadero fueron otras de las víctimas de la violencia

Ayer fue un día violento, sobre todo por la mañana en que ocurrieron cuatro de los cinco homicidios. Foto EDH / Jaime Anaya.

Ayer fue un día violento, sobre todo por la mañana en que ocurrieron cuatro de los cinco homicidios. Foto EDH / Jaime Anaya.

Ayer fue un día violento, sobre todo por la mañana en que ocurrieron cuatro de los cinco homicidios. Foto EDH / Jaime Anaya.

El testigo del asesinato de un empleado de la ruta 6 fue asesinado ayer en el kilómetro 11 de la Troncal del Norte, en Ciudad Delgado, informaron autoridades policiales.

La víctima fue identificada como Moisés Antonio Melara Moreno, de 21 años. El hecho se registró cerca de las 5:00 de la mañana en Avenida La Reina.

El cuerpo del joven presentaba lesiones de bala de pistola 9 mm., en el tórax, abdomen, piernas y brazo, afirmaron las autoridades.

Aún con vida el muchacho fue llevado al hospital nacional Zacamil, en Mejicanos, pero al llegar murió.

La Policía no descarta que Melara Moreno fue ultimado por su colaboración en el esclarecimiento de otro asesinato.

En ese mismo municipio, solo que en la colonia Divino Salvador del Mundo, en los alrededores del Penal La Esperanza, en Mariona, las autoridades informaron del homicidio del vigilante Carlos Ernesto Cruz de 55 años.

El cadáver de la víctima quedó sobre la calle El Cojín, cantón Arenales de Ciudad Delgado.

La Policía informó que el vigilante presentaba al menos ocho balazos y no descartan que el móvil del suceso fue el robo. Indagaciones policiales revelan que al vigilante luego de asesinarlo le robaron dos teléfonos celulares.

En Lourdes, Colón, al norte de La Libertad, también se registró otro homicidio, la víctima en ese caso, fue un panadero. Según la Policía, el hecho ocurrió en la calle principal de la colonia Belén, preliminarmente las autoridades sostuvieron que el caso podría tener relación con las rencillas entre pandillas.

En Cojutepeque, Cuscatlán, en un tiroteo José Antonio Escobar Orellana resultó lesionado. Gravemente fue llevado al hospital de la localidad donde horas después murió. En Chalchuapa un supuesto pandillero murió a manos del ataque de 20 sujetos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación