Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a septuagenario que laboraba como vigilante en San Jacinto

Este es el tercer custodio que ha sido ultimado entre el jueves y ayer

Un hombre de 20 años, miembro de una pandilla, fue asesinado ayer en la colonia Miramar, en Zaragoza, La Libertad. Fotos EDH / Jaime Anaya

Un hombre de 20 años, miembro de una pandilla, fue asesinado ayer en la colonia Miramar, en Zaragoza, La Libertad. Fotos EDH / Jaime Anaya

Un hombre de 20 años, miembro de una pandilla, fue asesinado ayer en la colonia Miramar, en Zaragoza, La Libertad. Fotos EDH / Jaime Anaya

Florencio Cortez Cruz, de 70 años, se convirtió ayer en el tercer vigilante privado asesinado por delincuentes desde la mañana del jueves.

El hombre trabajaba desde hace una década custodiando la residencial Altos de América, en el barrio San Jacinto, al sur de San Salvador.

Según la Policía, el ataque lo cometieron dos hombres que llegaron a buscarlo hasta el lugar donde trabajaba y vivía junto con su familia.

El cadáver tenía unas siete heridas de bala. Se presume que los atacantes se llevaron los casquillos porque no los hallaron en la escena.

Fuentes policiales informaron que hace 15 días, fue ultimado un hijo de Cortez, quien presuntamente tenía vínculos con pandillas.

No se descarta que esta relación sea una de las líneas de investigación que seguirán las autoridades para esclarecer los asesinatos.

La mañana del jueves, otros dos vigilantes privados fueron ultimados a balazos en Sonsonate y en La Libertad.

La primera víctima fue Gilberto Hernández, de 35 años, quien fue atacado a las 5:00 a.m., en el cantón El Guayabo, en Nahulingo, Sonsonate.

La víctima se dirigía a trabajar como vigilante a la hacienda cuando unos delincuentes lo asesinaron.

Dos horas después, Salvador Armando Rivera pereció en el hospital San Rafael, en Santa Tecla, luego de ser atacado a balazos en la urbanización Santa Elena, de Antiguo Cuscatlán, La Libertad.

Rivera laboraba como vigilante en la zona y varios sujetos a bordo de un vehículo le dispararon.

La Policía no determinó el móvil del ataque contra el hombre pero no descartó que fue para robarle el arma.

Matan a balazos a repartidor de diarios

Saúl Inocencio Rosales, de 33 años, quien se ganaba la vida repartiendo diarios, fue asesinado la noche del jueves.

El homicidio fue registrado, cerca del punto de buses de la Ruta 22, en la colonia Buenos Aires, del barrio San Jacinto.

Además, un marero fue ultimado en la colonia Miramar, de Zaragoza, La Libertad.

Se sospecha que Carlos Eduardo Domínguez Brizuela, de 20 años, fue atacado por sujetos de la misma pandilla.

El Ministerio Público también registró el asesinato de un menor de edad en la colonia Bendición de Dios, de Salcoatitán, Sonsonate.

La víctima fue ultimada de varios balazos y no pudo ser identificada.

Simultáneamente se registró otro hecho de sangre en la calle principal de Lotificaciones de Sonsonate, en el mismo departamento.

Mientras que un hombre fue asesinado en la calle al Tortuguero, cerca del desvío a Puertas Negras, Turín, de Ahuachapán.

Las autoridades también reconocieron el cadáver de José López Beltrán, de 33 años. El hombre fue asesinado en el cantón San Antonio, de El Carmen, Cuscatlán. Lo bajaron de un pick up.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación